Deportes

En Colombia es otra cosa: Allí, Bobadilla es un ídolo

Mientras en nuestro país el ex arquero de Cerro Porteño y Libertad es resistido por la afición cada vez que es convocado a la selección, en el fútbol colombiano la realidad se presenta de otra manera. Allí, defendiendo al DIM, Aldo Bobadilla es un ídolo con derecho a lucir el brazalete de capitán. (Foto: El Expectador)

En el fútbol cafetero se disputó la primera final del campeonato Clausura. El duelo entre el Deportivo Independiente Medellín y el Atlético Huila terminó con el marcador de 1-0 a favor del DIM, "gracias a las atajadas del arquero paraguayo y al olfato del goleador Jackson Martínez", según destaca el diario colombiano "El Espectador".

En sus primeros párrafos, el matutino no deja de elogiar al arquero que definitivamente no es profeta en su tierra. ¿O acaso es mentira que cada vez que su nombre figura en la nómina de convocados por el Tata, Bobadilla es el más cuestionado por la afición? Y ni que decir si tiene que jugar. Pero bueno, esa es una realidad muy distinta a la que vive en Colombia y que, en cuanto a la primera final, transcribimos a continuación en el relato del diario cafetero.

"Hacía una semana en Barranquilla se había encargado de transmitirles tranquilidad y confianza a sus compañeros desde el arco, al punto que despreocupados por completo intentaron ir al frente, ganaron y aseguraron de manera anticipada su cupo a la última instancia de la Mustang II.

Y el miércoles, como buen caballero, Aldo Bobadilla repitió otra noche excepcional en Neiva, donde los locales buscaron el triunfo, pero todas las intenciones quedaron en los guantes del paraguayo y al final tuvieron que ver el festejo visitante con el triunfo por la mínima que sentencia en buena parte la final del Clausura, cuya vuelta será el próximo domingo en un Atanasio tan rojo como entusiasta.

Las cuatro opciones claras del local, que se quedaron en eso por el guaraní, además de la efectividad del goleador Jackson Martínez, quien en la única que tuvo no perdonó para silenciar el Plazas Alcid y confirmarse de paso como el máximo artillero del campeonato, fueron las claves de la victoria", citan en los primeros tres párrafos.

EL MEJOR. Más adelante, se destaca su condición de capitán. "Un remate de Frank Pacheco y luego dos de Carlos Rentería fueron los encargados de amenazar seriamente el arco de Bobadilla, quien, con la franja de capitán más que merecida, demostraba en la capital huilense por qué es el mejor meta del Clausura y uno de los pilares de la gran campaña poderosa en la Mustang II.

Huila llegó más y con mayor riesgo, pero ahí estuvo el Uno para espantar cualquier ilusión amarilla y las manos del guaraní fueron las únicas encargadas de justificar el cero a cero con que los equipos se fueron al vestuario para el entretiempo".

CON HUMILDAD. Al final, rescataron algunas palabras del arquero paraguayo cuando 'abandonaba la cancha con la tranquilidad del deber cumplido y aparte de advertir' que "se debe mantener el resultado y si es con triunfo, mejor", resaltó que "todos somos responsables siempre cuando ganamos, empatamos o perdemos". (Fuente: Diario El Espectador)

Dejá tu comentario