Edición Impresa

En Cerro Corá también perdimosnuestra soberanía cultural

La restauración de esta película, como fundamento histórico de nuestra industria cinematográfica, herencia cultural y patrimonio audiovisual del Paraguay, debe constituirse en una cruzada nacional, y su explotación debe transparentarse, dejando en claro si corresponde o no una participación al Estado paraguayo, que redunde en beneficio de la cultura y de toda la ciudadanía.

En 1978 se estrenó Cerro Corá, dirigida por Guillermo Vera, y que, según los datos que figuran en los créditos, la produjo la Delegación Permanente de la Honorable Junta de Gobierno ante las Seccionales de Ybycuí, Acahay y La Colmena, presidida por el ministro de Hacienda, general don César Barrientos.

Los miembros de esta agrupación eran Juan Esteche Fanego, Agustina Miranda González, Pedro Acuña Franco, Félix Guzmán Acosta, Ladislao R. González y Benito Alvarenga. También figuran como asesores Conrado Pappalardo Saldívar, general de División Andrés Rodríguez, general de División Germán Martínez, general de División Gerardo Johanssen y vicealmirante César Cortese.

En otro título de la película se declara: "Este film es un mensaje del Gobierno y Pueblo paraguayos en pos de la comprensión de las naciones en paz y armonía". En una época en que se propugnaba la unidad granítica entre Gobierno, Partido Colorado y Fuerzas Armadas, el título arriba mencionado puede interpretarse como que la Delegación de la ANR fue la ejecutora del proyecto, pero no descarta la participación directa del Gobierno Nacional, al ser el presidente de dicha Delegación Partidaria nada menos que el ministro de Hacienda, general César Barrientos.

La película Cerro Corá es patrimonio nacional. Miles de compatriotas participaron como extras. El ejército paraguayo cooperó con sus uniformes, sus municiones, sus armamentos, sus horas de trabajo. Reconquistar esta obra cinematográfica es reafirmar nuestra soberanía.

Actores y técnicos que participaron siempre dijeron que el Ministerio de Hacienda pagó la película, unos cien millones de guaraníes en aquella época. Periodistas de Última Hora, ABC Color y Jorge Aguadé, que publicó una serie crítica en La Tribuna, siempre mencionaron al Gobierno de Stroessner como productor de la película.

Ladislao González, que aparece también como guionista y director de Producción, autorizó desde el año 2002 a una empresa privada (CIPSA) para explotar comercialmente la versión en formato digital de la película Cerro Corá. Cabe aclarar que director de Producción es un cargo administrativo que no significa que González sea el responsable final de la obra; simplemente un organizador de la producción.

En último caso, el Partido Colorado debería demostrar, con documentos, que tiene la titularidad de esta obra, y que delegó la misma en Ladislao González. Habría que preguntarle a Ladislao si él tiene una representación legal del filme, si el Gobierno de Stroessner le firmó un papel donde le otorga esa representación, o el ministro Barrientos, o algún presidente del Partido Colorado, si es que el partido fue el financista.

También existe un "piloto" para otra película, Boquerón, que se realizó en 1985. ¿Quién tiene ese material fílmico? ¿Fue también financiado por el Ministerio de Hacienda?

Ya son ocho años de exhibiciones en salas cinematográficas, así como colegios, escuelas y universidades de todo el país. ¿Cuánto se cobra por exhibición? ¿Cuánto se ha percibido hasta ahora? ¿Por qué no se ha destinado un porcentaje de esta recaudación a la restauración de la película y la entrega de este material a la Secretaría de Cultura? ¿Quién representa en este contrato los intereses del Estado paraguayo? La restauración de esta película, como fundamento histórico de nuestra industria cinematográfica, herencia cultural y patrimonio audiovisual del Paraguay, debe constituirse en una cruzada nacional, y su explotación debe transparentarse, dejando en claro si corresponde o no una participación al Estado paraguayo, que redunde en beneficio de la cultura y de toda la ciudadanía.

La película es patrimonio nacional, dice el autor de este artículo. Miles de compatriotas participaron como extras. Reconquistar esta obra cinematográfica es reafirmar nuestra soberanía.

Cine y sociedad

Ray Armele

Cineasta

LO QUE DICE LA LEY

Ley N.° 1.328/98, "De Derecho de Autor y Derechos Conexos"

Artículo 61 - Se presume, salvo prueba en contrario, que es productor de la obra audiovisual la persona física o jurídica que aparezca acreditada como tal en la obra, de la manera acostumbrada.

Artículo 62 - Se presume, salvo pacto en contrario, que los autores de la obra audiovisual han cedido los derechos patrimoniales, en forma exclusiva, al productor, quien queda investido también de la titularidad del derecho a que se refiere el Artículo 22 de esta ley, así como autorizado para decidir acerca de la divulgación de la obra.

Artículo 63 - En los casos de infracción a los derechos sobre la obra audiovisual, el ejercicio de las acciones corresponderá tanto al productor como al cesionario o licenciatario de sus derechos.

Artículo 64 - Se presumirá como cierta, salvo prueba en contrario, la titularidad de los derechos de una obra audiovisual, tal como se distribuye y/o comunica una obra en general, que lleve en el soporte material las siguientes declaraciones:

1. que el productor de una obra audiovisual es la persona o entidad legal nombrada en la misma; y,

2. que el titular de los derechos de autor de una obra audiovisual es la persona o entidad legal nombrada en la misma.

Dejá tu comentario