Economía

Empresarios esperan reactivación recién hacia finales del año

 

Los empresarios del sector industrial y del consumo no se sienten tan optimistas como el ministro de Obra Públicas, Arnoldo Wiens, con la recuperación de la economía a corto plazo mediante la reactivación de las obras públicas en el país, pues expresaron que el derrame o liquidez se comenzaría a sentir recién hacia fin de año o, tal vez, cuando concluya el 2019.

Gustavo Volpe, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), destacó que el efecto “derrame” por la inversión en obras ya se va cumpliendo, pero que la fluidez recién mejorará a finales de este año. Agregó que las ventas de las industrias aumentaron, pero que no se puede hablar aún de una recuperación de la economía.

“Se empieza a notar una dinámica, pero no se puede hablar de reactivación todavía. Sí, existe una mayor dinámica en la actividad de las industrias, pero solo de ciertos sectores. En los sectores relacionados con la construcción se empieza a sentir un suave aire fresco, lo cual no significa la reactivación, que esperamos que se concrete a fin de año”, expresó el titular de la UIP.

Consumo. Paralelamente, Alberto Sborovsky, actual presidente de la Cámara de Supermercados del Paraguay (Capasu), expresó que durante el mes de agosto las ventas en los centros de abastecimiento del país se recuperaron, en cierta medida, tras soportar tres meses críticos en que se sintió la recesión económica con más fuerza.

“Durante los meses de mayo, junio y julio se produjeron las caídas de ventas más grandes del año”, manifestó categórico el empresario.

“Realmente se desplomó el consumo. Registramos caídas importantes en comparación con lo vendido el año pasado, mientras que en agosto la caída fue menor que en los otros meses. Sin hacer futurología, diría que esperamos que (el consumo) deje de caer, aunque, en comparación con la misma época del año pasado, seguimos estando bajos. Esperamos que la caída se frene en los próximos meses”, expresó Sborovsky.

Con relación a lo manifestado por el ministro Wiens, el supermercadista coincidió con Volpe en que el “derrame de liquidez” que producirán las inversiones públicas no se sentiría a corto plazo, aunque manifestó su esperanza de que se sienta hacia fin de año. “No obstante, con los asociados del gremio estamos ofreciendo ofertas y precios bajos, como nunca antes, para tratar de ayudar al bolsillo de las familias y aumentar las ventas”, adujo.

Dejá tu comentario