Política

Emanuele Ottolenghi: "Triple Frontera sigue siendo lugar de refugio para terroristas y financiadores"

Experto en contraterrorismo alega que se encuentra preparando un informe sobre lavado de dinero en Paraguay. Dice que Hezbolá también se financia y blanquea con cigarrillos de contrabando, además de drogas y diamantes de sangre.

Patricia VargasPor Patricia Vargas

El experto en contraterrorismo Emanuele Ottolenghi, director de la Fundación para la Defensa de la Democracia con sede en Washington (EEUU), habló del lavado de dinero, narcotráfico, contrabando y otros flagelos en la zona de la Triple Frontera y el rol de las autoridades.

–¿Desde cuándo se cree que los carteles de la droga y Hezbolá trabajan juntos en la Triple Frontera? ¿Por qué la Triple Frontera?

–Hezbolá está involucrado en el tráfico de droga desde hace al menos una década, probablemente, más. La fecha exacta de la cooperación entre carteles y Hezbolá en tema de tráfico de droga no se puede saber con precisión, pero hoy hay pruebas de presencia y cooperación. Como Paraguay deviene de más en más un lugar de tránsito importante del tráfico, así se fortalece también este tipo de cooperación. La Triple Frontera es un lugar ideal. Tres fronteras, es decir, tres jurisdicciones. Pueden aprovechar las faltas estructurales, la falta de comunicación entre los servicios de policía e inteligencia, las diferencias entre los tres países para ganar mucho dinero en un espacio bastante pequeño. Tres monedas que permiten un juego de cambios muy lucrativos. Una zona metropolitana larga, casi un millón de ciudadanos cuando se incluyen las tres ciudades.

–¿Es la zona fronteriza con menos control en la región?

–Hay muchos otros lugares de frontera en Latinoamérica que tienen faltas de controles fronterizos y corrupción. Pero la mayoría están en zonas remotas, no tienen este tipo de infraestructura, no tienen las mismas ventajas y no se puede justificar el mismo volumen de tráfico comercial y movimiento financiero, incluidas cantidades enormes de efectivo, que hay en la Triple Frontera. Por eso el lugar es tan atractivo.

–¿Los grupos que se dedican a la venta de la droga solo aportan dinero o también ayudan de otra forma al Hezbolá?

–Hay todo tipo de tráfico, pero armas y drogas son los más documentados (...) Depende de qué necesitan. Violencia e intimidación también.

–¿Hezbolá tiene afinidad con movimientos de izquierda en la región?

–En tema de ideología de resistencia a EEUU y al occidente, retórica de lucha de los oprimidos. Tienen muchos elementos en común. Hezbolá comparte un sentimiento antiimperialista con muchos movimientos de izquierda en Latinoamérica, incluidos regímenes como el de Evo Morales en Bolivia, el de la dictadura venezolana y cubana y el del régimen represor en Nicaragua. Hezbolá utilizó la alianza de Irán y Venezuela para fortalecer su penetración en la región. Por ejemplo, disfrutan cumbres de organizaciones no gubernamentales de ALBA para establecer contactos y cooperar. Así financian movimientos y compran acceso e influencia en sistemas políticos de la región. Y disfrutan de estos vínculos también para despachar operativos en la zona.

–¿Los gobiernos de la región actúan como debieran actuar o, necesariamente, esperan la presión política de EEUU para combatir el flagelo del narcotráfico, lavado de dinero, etc.?

–Depende, hay mucha corrupción local y falta de conocimiento del problema en la región. La presión claramente puede lograr resultados y también ofrecer a los gobiernos locales un pretexto para hacer lo que no habrían hecho solos. Los mejores resultados se obtendrán solo si los gobiernos locales reconocieran que es interés nacional combatir estos flagelos.

–Hay un hombre llamado Walid Amine Sweid, dueño de una empresa llamada Global Logistic en Ciudad del Este, ¿qué referencias tiene de él?

–Empresas supuestamente vinculadas al señor Sweid están en el centro del megalavado, según una investigación de la Fiscalía General. Hay que dar al sistema judicial el tiempo de hacer su trabajo.

–A Walid se lo vio en fotografías con el ahora vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, antes fiscal adjunto e inclusive aparece en una fotografía con el ex presidente Horacio Cartes…

–Tomar fotografías con personajes públicos me parece un deporte nacional en Latinoamérica. Pero fotografías no prueban ni amistad ni negocios.

–¿Qué informes tiene sobre el lavado de dinero en Paraguay?

–Hay que tener paciencia. Cuando publique los resultados de mi trabajo de investigación van a saber más.

–¿Podría adelantar algún dato?

–No.

–¿Tienen informes de que en el Aeropuerto Guaraní se realizan más vuelos nocturnos que diurnos justamente para comercializar con mercaderías de contrabando?

–Los vuelos desde el Aeropuerto Guaraní, como todos los vuelos comerciales, se pueden monitorear utilizando aplicaciones disponibles en internet o en smartphone. Gracias a esta herramienta, y a múltiples visitas en el aeropuerto, me parece muy claro que el tráfico de cargas sea mucho más grande y frecuente que los vuelos pasajeros. Además, al aeropuerto le faltan controles efectivos. En tema específico de contrabando, hay casos en curso en fiscalías de EEUU que claramente citan ese aeropuerto como lugar de tránsito de mercaderías falsificadas. El problema no es a cuál hora del día. El problema es cómo y si controlan lo que entra y lo que sale.

–El subcomité sobre Crimen Transnacional en el Hemisferio Occidental del Senado de EEUU habría dicho en un informe que el tráfico ilegal de cigarrillos se convirtió en otra fuente de ingreso para el Hezbolá. ¿Es correcto eso?

–Globalmente, Hezbolá se financia con muchas actividades ilegales, incluido el tráfico de droga, diamantes de sangre y tráfico humano. Y, por supuesto, cigarrillos de contrabando.

–En este informe, ¿mencionan a Paraguay?

–En el informe se habla mucho de Paraguay, de la Triple Frontera y del contrabando de cigarrillos. Pero no es Hezbolá que trafica cigarrillos en la zona de la Triple Frontera. Lo que se indicó es la posibilidad de que el dinero que sale de la venta de cigarrillos de contrabando sea blanqueado por el Hezbolá.

–¿Se menciona a alguna persona o grupos específicos como responsables de este contrabando?

–Todos pueden leer y constatar a quién se atribuyen las responsabilidades.

–¿Latinoamérica podría ser un objetivo terrorista, específicamente, la Triple Frontera?

–Latinoamérica sí, la Triple Frontera menos. ¿Por qué golpear a un lugar que es una fuente tan importante de ingresos? Al contrario, continúa siendo un lugar de refugio de terroristas y sus financiadores.

Dejá tu comentario