Mundo

Eliminar apéndice reduce riesgo de tener párkinson

La extirpación del apéndice en una etapa temprana de la vida reduce en un 25% el riesgo de desarrollar párkinson. Así lo reveló un estudio publicado este miércoles en la revista especializada Science Translational Medicine.

El estudio demuestra que el apéndice actúa como una reserva para las proteínas asociadas al párkinson, que afecta la memoria y que, por tanto, la apendicectomía aminora las posibilidades de padecerla.

"Nuestros resultados apuntan al apéndice como un sitio de origen para el párkinson y brindan un camino para diseñar nuevas estrategias de tratamiento que aprovechen el papel del tracto gastrointestinal en el desarrollo de la enfermedad", señaló la autora principal, Viviane Labrie.

Te puede interesar: El calcio podría influir en el desarrollo del párkinson

Los hallazgos son del Instituto de Investigación Van Andel en Michigan, Estados Unidos. Consolidaron el papel del intestino y el sistema inmunitario en la génesis del párkinson y revelaron que el apéndice actúa como una reserva importante para proteínas estrechamente ligadas con la progresión de la enfermedad.

"A pesar de tener una reputación de ser en gran parte innecesario, el apéndice en realidad juega un papel importante en nuestro sistema inmunológico, en la regulación de la composición de nuestras bacterias intestinales", detalló la científica.

La reducción del riesgo para el párkinson solo se hizo evidente cuando el apéndice y la proteína alfa-sinucleína que contenía se eliminaron en una etapa temprana de la vida, años antes del inicio de la enfermedad, lo que sugiere que el apéndice podría participar en su comienzo.

Nota relacionada: Consumo de lácteos puede aumentar riesgo de párkinson

La eliminación del apéndice después de que comience el proceso de la enfermedad, sin embargo, no tuvo ningún efecto sobre su progresión.

En una población general, las personas que tuvieron una apendicectomía registraron un 19% menos probabilidades de desarrollar párkinson, lo que se magnificó en las personas que viven en áreas rurales, con apendicectomías que resultaron en una reducción del 25% el riesgo de padecer la enfermedad.

La incidencia de este mal es a menudo mayor en poblaciones rurales, una tendencia que se asociada con una mayor exposición a los pesticidas.

El estudio también demostró que la apendicectomía puede retrasar la progresión de la enfermedad, retrasando el diagnóstico en un promedio de 3,6 años.

Más en: Crean dispositivo para eliminar temblores por párkinson

Debido a que no hay pruebas definitivas para el párkinson, es diagnosticado a menudo después de que surgen síntomas motores, como temblor o rigidez. Para entonces, la enfermedad generalmente está bastante avanzada, con un daño significativo en el área del cerebro que regula el movimiento voluntario.

Por el contrario, las apendicectomías no tuvieron un beneficio aparente en las personas cuya enfermedad estaba relacionada con las mutaciones genéticas transmitidas por sus familias, un grupo que comprende menos del 10% de los casos.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario