Interior

El temporal dejó a 20.000 usuarios sin energía eléctrica

Los rastros de la tormenta que azotó en la tarde del martes y madrugada de ayer las comunidades de Hernandarias, Ciudad del Este y Minga Guazú dejó enormes perjuicios a la infraestructura de la ANDE. Además, sitios cercanos a los cauces hídricos permanecieron inundados por varias horas.

En Hernandarias, donde el breve pero fuerte temporal cayó el martes de tarde, dejó fuera de servicio al menos ocho alimentadores, los cuales constituyen al menos 12.000 usuarios en la capital continental de la energía, que quedaron por varias horas sin el servicio de energía eléctrica.

Los técnicos de la ANDE dijeron que las ramas que cayeron sobre el cableado causaron los cortes y que la reposición del servicio llevó varias horas, siendo la zona más afectada el microcentro de Hernandarias, donde el viento se hizo sentir con más fuerza.

En total, fueron 13 alimentadores fuera de servicio en todo el Alto Paraná, con unos 20.000 usuarios sin energía eléctrica, pero en varios sitios se repuso el servicio al cabo de unas horas.

El Ing. Juan Rozzano, de la ANDE, dijo que este último temporal significó una erogación de unos G. 200 millones para restablecer el servicio en todas las zonas afectadas, como Minga Guazú y un sector de San Alberto y Mbaracayú.

ANEGADAS. Varias zonas quedaron anegadas luego de la fuerte lluvia que cayó en un amplio sector del área metropolitana del Alto Paraná. Uno de los casos que llamaron la atención fue la excesiva lentitud con que los cauces hídricos retornaron a su curso normal y con ello ocuparon predios de instituciones educativas y viviendas cercanas.

Una de las afectadas fue la escuela Nº 5423 San Dionisio, del barrio Che La Reina, de Ciudad del Este, donde las aguas tomaron por completo todo el predio de la institución y varias salas de clase. No se desarrollaron actividades con los alumnos, debido a dicho inconveniente. (N.D.)

Dejá tu comentario