Mundo

El Senado definía el proyecto de ley para legalizar el aborto en Argentina

 El debate por el proyecto atraviesa tanto a la oposición como al oficialismo y causó una profunda división en la sociedad. Los diputados la aprobaron en junio luego de casi un día de discusión.

REUTERS, EFE y AFP

BUENOS AIRES - ARGENTINA

El Senado argentino protagonizaba un histórico debate de un proyecto de ley para legalizar el aborto, una iniciativa ya aprobada en Diputados pero cuya votación en la Cámara Alta se prevé adversa, en medio de multitudinarias manifestaciones a favor y en contra a las puertas del Parlamento.

El debate, que se inició a media mañana, debía decidirse en las primeras horas de hoy jueves. Al cierre de nuestra edición el conteo continuaba siendo favorable a los legisladores que se oponen a la iniciativa. Se había consolidado una mayoría de 38 a 31 en contra del proyecto que tiene media sanción de Diputados. Los manifestantes, verdes y celestes, coparon en gran número en las calles pese al mal clima.

Por otro lado, en la Casa Rosada corrieron los análisis sobre el impacto político de un rechazo al proyecto de legalización, como indicaban los votos anunciados por los senadores, luego de que Mauricio Macri habilitara el debate y tomara mayor impulso con la media sanción en Diputados. Las especulaciones iban desde el efecto neutro hasta cierto impacto negativo o la pérdida de capitalizar una ley histórica. “No importa cuál sea el resultado, hoy ganará la democracia”, insistió a la mañana el presidente con tomar distancia de la decisión del Congreso, luego de haber arrancado “en defensa de la vida” y más adelante expresar una opinión diferente en privado: “El tema central es el derecho de las mujeres a decidir”. El presidente encadenó reuniones en Olivos y no siguió esta tarde el debate, según contaron sus colaboradores a periodistas del diario Clarín.

La alternativa de avance acotado en el Código Penal será analizada en las próximas horas. “Estamos esperando el resultado de la sesión, pero ya sabemos que por un tiempo puede ser la única chance que queda”, dijo a Clarín uno de los funcionarios a favor de la legalización y con la mirada en que la despenalización de la mujer reúne consenso, aun de los sectores que resistieron el proyecto, que de caerse no podrá tratarse hasta el próximo período parlamentario y a su vez será difícil que suceda en un año electoral.

Un diputado oficialista propone un referéndum
El diputado del frente gobernante Cambiemos Daniel Lipovetzky dijo ayer que, en el caso de que el Senado no apruebe la ley de interrupción voluntaria del embarazo, otra de las posibilidades que se barajan es la de proponer una consulta popular vinculante. “Una de las posibilidades que estamos pensando es proponer una consulta popular vinculante”, expresó en la emisora FM La Patriada. En su opinión, este es un debate en el que ganó el “sí” el 14 de junio en la Cámara de Diputados. A su juicio, rechazar el proyecto implica estar conforme con la situación actual en el país, tras lo cual hizo referencia a los abortos clandestinos que se practican en el país.

Dejá tu comentario