Interior

El Rey Momo Papacho falleció

 

“Yo voy a morir bailando en los carnavales”, dijo en una de las noches del corso pasado Ernesto Papacho Giménez, el Rey Momo vitalicio del Carnaval Encarnaceno, quien falleció en la víspera.

Inamovible, desde años atrás, concurso al que se presentaba lo ganaba, por eso la Comisión de Carnaval lo nombró Rey Momo vitalicio, era imposible ganarle, la gente, el público ya había decidido que él era el elegido.

Faltaban pocos días para su cumpleaños número 60, murió a raíz de un problema cardiaco. La organización de los Corsos Encarnacenos lamentó su deceso, así como sus admiradores. Sus restos son velados en el salón Imperial de la capital de Itapúa.

Fue Papacho quien un 31 de enero del 2014 abrió el flamante Sambódromo de Encarnación, de 400 metros de longitud. “Vamos a pasar, no es largo, le metemos nomás”, decía entonces, sin echarse atrás, ante semejante pista de baile. R. C.

Dejá tu comentario