País

El purahéi asy de los estacioneros se oye más fuerte que nunca estos días

El canto de pasioneros expresa tristeza y aflicción de la Pasión y Muerte de Jesús, sus canciones se transmiten de generación en generación. En estas fechas son solicitadas sus presentaciones.

Voces tristes y llenas de dolor. El purahéi asy de los estacioneros se vuelve a oír en las calles de ciudades y pueblos del país. Hombres –y en algunos casos mujeres– repasan en procesión las 14 estaciones de la Pasión y Muerte de Jesús en una tradición cuyas prácticas simbólicas siguen transmitiéndose a través de generaciones.

También llamados pasioneros, estos grupos que visten sus indumentarias, portan insignias, estandartes y una cruz. Preparan sus voces para las tristes canciones que acompañarán el calvario de Cristo y dolor de todos los católicos cristianos.

Según algunos folcloristas, el origen de esta particular expresión de dolor se remonta a la época Colonial, en las reducciones jesuíticas. Con el paso de los siglos, la tradición popular fue sufriendo varias modificaciones de forma, pero no en su esencia, que perdura gracias a los ya pocos grupos que hoy se desplazan de una ciudad a otra, de una iglesia o capilla a otra para mantener viva esta expresión de la religiosidad popular.

Patrocinio Benítez Acosta (55), Don Papacho, estacionero del grupo Santo Rey de Capiatá, hace 48 años canta en las procesiones. Empezó a los 7 con su padre y su abuelo y destaca que hoy, de los 15 integrantes del grupo, cinco son adolescentes de 14 a 15 años, ellos mantendrán vigente por décadas más.

Don Papacho dice que el apoyo de los vecinos es importante para que esto siga, porque a veces desde el municipio no cuentan con el apoyo para promover la tradición. Cada año siguen con esta costumbre, lo hacen por promesas que asumen, creencias y supersticiones.

Resurgir. En los últimos años, instituciones como la Secretaría Nacional de Cultura, de Turismo o municipios desde sus direcciones de cultura o párracos promocionan e invitan a la procesión de estacioneros en espacios públicos, pues es la mejor manera de hacer que los jóvenes se apropien de la tradición de sus padres y abuelos, al tiempo mostrar a los turistas la religiosidad popular.

El folclorista David Galeano Olivera afirma que es muy importante lo que están haciendo los grupos jóvenes y las instituciones, promocionando a los estacioneros en barrios populares como San Jerónimo en Asunción, en ciudades como Ñemby, con la procesión que se hace en el cerro, así como también en Pirayú y Yaguarón.

Comenta que el artista plástico, Koki Ruiz, es el baluarte de la recuperación de los estacioneros con la procesión de Tañarandy y que junto a muchos otros factores, hizo posible que estos grupos se mantengan vigentes y con ello el compromiso y la promesa que hacen cada Semana Santa y que culmina el 3 de mayo con el Kurusu Jegua o Día de la Cruz.

Estos grupos representan una expresión de religiosidad popular y tienen la tarea de mantener inalterable esta práctica particular .

Embed

Compromiso de años
El purahéi asy de los estacioneros no solo se puede oír en estas fechas. Sus integrantes cantan en los novenarios, en día de los Difuntos. Normalmente, según el profesor David Galeano, al iniciarse, sus integrantes están advertidos de que al pasar a formar parte del grupo tienen que hacerlo por 7 años. En su gran mayoría realizan esta actividad desde hace décadas. Otras de las supersticiones indica que la cruz que atan el Viernes Santo debe desatarse con cantos una semana después, de lo contrario tendrán yeta, según Don Papacho.

Pedalearán por siete iglesias
Un bicitour de historia, arte y religión con bendición de bicicletas se realizará este Viernes Santo, a las 8.00, con la visita de las siete iglesias. El punto de encuentro y salida será la Costanera de Asunción. Entre los recorridos figuran: Catedral de Asunción, Oratorio de la Virgen de la Asunción, Parroquia San Roque, Parroquia San Francisco de Asís, Iglesia de La Encarnación, Iglesia María Auxiliadora y el Oratorio de la Loma San Jerónimo.
Organizan Bicimanía y Negri Bike. Los interesados en alquilar los biciclos pueden contactar al (0992) 687-163. Las primeras 100 personas recibirán remeras.

Dejá tu comentario