Política

El primo de Cartes es accionista de tres empresas creadas por Messer

Juan Pablo Jiménez Viveros está vinculado en carácter de accionista a tres empresas relacionadas a Darío Messer. Se trata de las firmas Chai SA, Pegasus SA y Matrix Realty, según la imputación.

Darío Messer colocó como accionista de tres firmas a Juan Pablo Jiménez Viveros, primo del presidente de la República, Horacio Cartes, según señala el escrito de imputación.

Se trata de las empresas Chai SA (dedicada al cultivo de productos agrícolas en combinación con la cría de animales); Matrix Realty SA, cuya denominación anterior era Matrix Plus SA (dedicada comercialmente a la intermediación en la compra, venta y arrendamiento de inmuebles) y la inversión colectiva de fondos y otros instrumentos financieros similares; y finalmente a la empresa Pegasus Inversiones SA (dedicada a la consultoría financiera).

El escrito incluso resalta que Messer y Maisonnave fueron los socios constituyentes de Chai SA y luego se concedió las acciones a Jiménez Viveros, aunque no se cuenta con respaldos documentarios del acto de transferencia de las acciones. (Ver infografía).

También menciona que la empresa Chai SA transfirió USD 4.900.000 el 30 de noviembre de 2015 a la firma Puente Casa de Bolsa.

Dicha firma está vinculada a una de las 285 empresas investigadas por la presunta megaevasión descubierta en Ciudad del Este.

En cuanto al caso Matrix Realty SA, situado en Hernandarias, en el mismo domicilio fiscal declarado por Chai SA, es la segunda empresa vinculada a Messer con Jiménez Viveros.

Con relación a sus movimientos contables, recién a partir del año 2014 (fue constituida en el noviembre de 2011) declara ganancias por los conceptos de "venta de bienes y otros tipos de ingresos".

En cuanto a Pegasus Inversiones, Messer se desvinculó, dejando como únicos accionistas a su hijo Dan Messer y Jiménez Viveros.

El fiscal René Fernández mencionó que llama la atención que Messer haya integrado como accionista por tan poco tiempo esta última sociedad, ya que solo participó desde el 4 de febrero de 2016 hasta el 23 de febrero del mismo año.

Finalmente, Gramonte SA, una cuarta firma, fue primeramente constituida por los contadores Ricardo Scheider Becker y Alcides Cáceres (también Pegasus y Matrix), luego vendidas a Messer y Jiménez Viveros. Pero estos cedieron sus acciones a días de comprarlas, alegando que no les traía ganancias.

Fue entonces que unos ciudadanos peruanos compraron las acciones.

Dicha empresa está inscripta en la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) como un local de venta de inmuebles.

imputados y prófugos. Messer, su hijo y Jiménez Viveros fueron imputados por lavado de dinero y asociación criminal. Los tres se encuentran prófugos de la Justicia.

En tanto, el primero también es investigado en Brasil por una organización criminal (ORCRIM) en conjunto con otros operadores y empleados para el lavado ilegal de activos derivados de la corrupción, a través de operaciones ilegales de compra y venta de cable dólar americano. Estas operaciones se llevaron a cabo en el período de 2009 y 2017 entre Brasil y bancos en otros países. La cantidad de valores operados ilegalmente se estima en 24 millones de dólares, resalta también la imputación presentada por Fernández.

Embed


Ofrecían naturalización paraguaya
La empresa Pegasus Inversiones SA, propiedad de Dan Messer, hijo de Darío Messer, ofrecía a brasileños gestionar nacionalidad paraguaya para que puedan ser directores o accionistas de firmas, informó anoche el programa AAM. Incluso los intervinientes encontraron varios panfletos al allanar la firma que iban dirigidos a brasileños para que inviertan en nuestro país. También realizaban publicidades a través de su página web, al igual que en las redes sociales para captar a futuros inversores. Dan Messer se trasladaba hasta el vecino país para hacer disertaciones.
Por otra parte, el programa Algo Anda Mal refirió que dicha firma realizaba toda la tramitáción de forma segura y rápida.
Asimismo, acotó que el Consulado paraguayo, en el 2016, invitaba a participar de un seminario sobre inversión en Paraguay para que doleiros se instalen en nuestro país.
Dicho taller se llevó a cabo en Rio de Janeiro, donde inició nada más y nada menos el más grande esquema de lavado de dinero.

Dejá tu comentario