Mundo

El papa Francisco compara el aborto con sicariato

El papa Francisco condenó la interrupción del embarazo y lo comparó con quien contrata un sicario para resolver un problema, durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro este miércoles.

El papa Francisco reflexionó sobre el quinto mandamiento: "No Matarás" y entonces condenó la "supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de la salvaguardia de otros derechos".

"¿Pero cómo puede ser terapéutico, civil o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio?", preguntó en referencia al aborto.

Y agregó: ¿Es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema? ¡No, no se puede!".

Criticó "que los padres, en estos casos dramáticos, necesitan una verdadera cercanía, de verdadera solidaridad, para afrontar la realidad superando los comprensibles miedos y que, sin embargo, lo que reciben son rápidos consejos para interrumpir el embarazo".

"Un niño enfermo, como cualquier persona necesitada y vulnerable, más que un problema es un don de Dios, que nos puede sacar de nuestro egoísmo y hacernos crecer en el amor", dijo.

Aseveró, además, "todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida" y que toda violencia y daño contra la vida provienen del miedo".

Sobre por qué el hombre "rechaza la vida", el pontífice argentino afirmó que se tienen ídolos como "el dinero, el poder y el éxito", que son "parámetros equivocados para valorar la vida".

Debate en la región

En Paraguay, el tema del aborto generó debate luego que en Argentina se analizara un proyecto de ley que buscaba el aborto legal, seguro y gratuito en Argentina.

La normativa finalmente fue rechazada por el Senado argentino; sin embargo varias organizaciones locales sentaron posturas a favor y en contra e, incluso, se movilizaron en apoyo a la causa en el vecino país.

Lea más: Aborto legal en Argentina genera debate en Asunción

En los países latinoamericanos se cataloga al aborto como un derecho inexistente o muy limitado. Solo en Cuba, Uruguay y México Distrito Federal las mujeres pueden abortar de forma gratuita y libre; en el primer caso, antes de las 10 semanas, y en los dos últimos, antes de la semana duodécima.

En otros países como Guatemala, Perú, Venezuela, Ecuador o Bolivia el aborto es ilegal, excepto en algunos casos, básicamente, cuando el embarazo pone en peligro la vida o la salud de la mujer, o en caso de violación.

Nota relacionada: El aborto, un derecho limitado o inexistente en América Latina

Brasil admite el aborto en los casos de violación, riesgo de muerte para la madre y anencefalia (fetos sin cerebro), y Colombia, si hay peligro para la mujer o malformación grave del feto y en casos de violación, incesto o inseminación artificial no consentida.

En Panamá, la despenalización es solo para los supuestos de violación y riesgo de vida para la madre.

Paraguay permite la interrupción del embarazo únicamente cuando la vida de la mujer está en peligro. En abril de 2015, las autoridades paraguayas rechazaron interrumpir el embarazo de una niña de 10 años supuestamente violada por su padrastro, lo que generó un debate nacional sobre el tema.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario