Nacionales

El "Pablo Escobar paraguayo" pone en aprietos a Mario Abdo

Un presunto jefe narco, admirador confeso de Pablo Escobar, ha puesto en aprietos al presidente Mario Abdo Benítez, tras divulgarse una fotografía en la que aparecen juntos y que está a la espera de ser verificada o descartada como un montaje.

El "Pablo Escobar paraguayo" es como han bautizado algunos medios a Reinaldo Cabaña, alias Cucho, figura popular en Paraguay tras su detención esta semana en Ciudad del Este, la segunda urbe más importante del país.

Su nombre ocupó todas las portadas y espacios de radio y televisión tras varios allanamientos a empresas y viviendas, que dieron como resultado la incautación de unos USD 800.000, 22 kilos de cocaína y vehículos de alta gama.

Los registros también sacaron a la luz el tren de vida de Cucho, de 33 años, dueño de una lujosa mansión con embarcadero y un exclusivo Lamborghini.

La Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), a cargo del operativo contra la red de tráfico de drogas y lavado de dinero que lideraría Cucho, divulgó además varios retratos de Pablo Escobar que estaban colgados en una de sus propiedades, en uno de ellos, caracterizado como revolucionario mexicano.

La Senad también facilitó la foto de Cucho tras ser arrestado, si bien su rostro se hizo viral este viernes, cuando en las redes sociales apareció la polémica foto con Abdo Benítez.

Le puede interesar: La ostentosa fiesta de cumpleaños de Cucho

El presidente salió inmediatamente al paso, compareció ante los medios y aseguró que no conocía a Cucho.

"Hoy no puedo decir si es falsa o si es verdadera, lo que sí puedo decir es que yo no lo identifico a la persona, yo me he sacado muchísimas fotos con mucha gente", dijo a los medios.

Sí reconoció que el lugar que se ve en la fotografía es el quincho de su residencia, donde durante su campaña electoral a la Presidencia recibió a decenas de delegaciones regionales y aliados políticos. Pero reiteró que allí, y en ese contexto, se hicieron "millones de fotos"

Por su parte, el abogado de Cucho, Santiago Cano, dijo hoy a Radio Monumental que su cliente le aseguró que nunca estuvo en la residencia de Abdo Benítez y que desconocía el origen de esa fotografía.

Nota relacionada: Cucho asegura que no estuvo en la casa de Mario Abdo, según abogado

No obstante, Abdo Benítez ya indicó, el día anterior, que estaba abierto a cualquier investigación en su contra y se mostró favorable a que se aclare otra de las implicaciones políticas del caso, la que afecta a uno de sus aliados en Ciudad del Este, capital del Departamento de Alto Paraná.

Se trata de Ulises Quintana, que en abril fue electo diputado y pertenece al movimiento Colorado Añetete, la corriente del Partido Colorado que preside Abdo Benítez.

Quintana ha admitido que en esa campaña utilizó varios vehículos prestados por Cucho, quien también contribuyó con otro tipo de "logística", como pelotas y prendas deportivas.

Lea más: Ulises Quintana alega desconocer antecedentes de jefe narco

El diputado aseguró en un comunicado que le presentaron a Cucho como un importante empresario que además financiaba a un equipo de fútbol en Ciudad del Este, una labor de reconocimiento social que también practicaba Escobar.

Pese a ello, entre la opinión pública se va instalando lo que medios paraguayos vienen denunciado desde tiempo atrás: las relaciones entre parte de la clase política y judicial con líderes del narcotráfico.

Al respecto, y preguntado si Cabaña pudo haber donado fondos para su campaña, Abdo Benítez sostuvo que en la contabilidad oficial de la misma no figura el aporte de esa persona.

Pero subrayó que desconocía a quiénes pudieron haber recurrido para lograr apoyo financiero los candidatos de su movimiento que se presentaron a las elecciones en el Departamento de Alto Paraná.

La zona conforma la Triple Frontera, que comprende a Paraguay, Brasil y Argentina, y es señalada como el hogar de grupos delictivos.

Por encima de todo, Abdo Benítez quiso destacar el operativo que dio con la detención de Cucho y parte de sus colaboradores, al tiempo que prometió que no le temblará la mano en el combate contra el narcotráfico y sus tentáculos políticos o judiciales.

"No habrá ningún tipo de impunidad, caiga quien caiga y quien tenga que caer bajo mi Gobierno", dijo el presidente en la base de la Senad en Ciudad del Este, a donde se desplazó para felicitar a quienes participaron en el operativo.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario