Política

El Ministerio de Defensa triplicó su presupuesto en el 2012 y pide más

La amenaza de un eventual conflicto bélico con Bolivia motivó a los militares a solicitar al Congreso nada menos que USD 568 millones para comprar armas. Diputados pedirán explicaciones a la cúpula militar.

Pese a que el Ministerio de Defensa aumentó considerablemente su presupuesto en un 301% desde el 2010 al 2012, la institución ahora pide al Congreso más rubros para intentar equiparar sus fuerzas a las de los países vecinos con la compra de armamentos y aviones de combate por USD 568 millones, ante un eventual conflicto bélico con Bolivia.

En el 2010, el presupuesto de Defensa fue de USD 19,6 millones, mientras que en el 2011 ya subió a USD 60,1 millones y en el 2012 llegó a USD 78,9 millones al cambio de dólar actual. De esta manera se deduce que en un lapso de tan solo tres años la institución castrense obtuvo un aumento sideral del 301%.

De las ejecuciones presupuestarias en los tres años, la del 2012 fue la más baja, según los registros. En el 2010 se logró ejecutar el 82%, en el 2011 se ejecutó un 63%, mientras que este año, y faltando tres meses para que termine el 2012, se ejecutó tan solo el 17% de los G. 140.000 millones que le otorgaron de presupuesto.

EQUIPOS. En relación al rubro para la adquisición de equipos militares y de seguridad, lograron un aumento del 247% en tres años. En el 2010, el Congreso le otorgó G. 68.099 millones y tuvo una ejecución del 83%; en el 2011 fueron presupuestados 194.188 millones, logrando una ejecución del 61%. En el 2012 se registra la ejecución más baja, ya que solo se usó el 21% de los G. 236.978 millones otorgados.

El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, sostuvo que la coyuntura en que se encuentra la economía del país no pasa por un buen momento, razón por la que no ve prioritario impulsar una carrera armamentista, tal como pretenden los militares.

En busca de hallar una fuente de financiamiento, por lo menos para parte del millonario pedido de los militares, el presidente de la Comisión de Defensa, José López Chávez, había planteado sacar un 15% del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), recurso a ser otorgado por Itaipú y que será distribuido para educación, salud e infraestructura.

El legislador descartó la posibilidad de plantear una ampliación presupuestaria para proveer de fondos a las FF. AA. por el impacto que podría tener en la economía y la falta de tiempo para presentarla ante el Congreso.

Todo esto motivó que la mesa directiva de la Cámara Baja resolviera convocar para el martes a los comandantes de las Fuerzas Armadas para que expliquen por qué solicitan USD 568 millones para la compra de armamentos, siendo que se les habían triplicado sus recursos. Los legisladores consideran que el pedido es una desinteligencia porque fue solicitado en paralelo al presupuesto del 2013, presentado por el Ejecutivo. También ven como un atajo de los militares a la Comisión Bicameral de Presupuesto, que anualmente analiza si corresponde o no.

MÁS RUBRO. Los diputados, en su sesión ordinaria de la fecha, tienen previsto estudiar otro pedido de ampliación presupuestaria que hizo el Ministerio de Defensa de G. 12.226.661.102. El rubro es para pago de subsidio y la adquisición de vestuarios para los efectivos militares.

Dejá tu comentario