Economía

El Mercosur urge a la Unión Europea cerrar el acuerdo de libre comercio

Presidentes pidieron ayer a sus pares europeos voluntad política para concretar el acuerdo comercial, cuya negociación lleva 20 años. Uruguay dice que hay que "dar vuelta de página" si no hay avances.

En la Cumbre del Mercosur, desarrollada ayer en la Conmebol, el tema económico de mayor relevancia fue el reclamo por la concreción final de la extensa negociación con la Unión Europea (UE) para alcanzar un tratado de libre comercio.

Durante el debate de jefes de Estado, el presidente Horacio Cartes valoró los consensos que ya se lograron con la UE y pidió no renunciar a seguir trabajando por lograr un acuerdo equitativo de libre comercio, sin obstaculizar la eficiencia productiva agrícola de la región.

El mandatario del Brasil, Michel Temer, valoró que las discusiones del Mercosur hayan retornado a su objetivo de ser un bloque con visión comercial para fortalecer el crecimiento de sus miembros. “Todos estamos pendientes de esta recta final de negociaciones y hemos avanzado enormemente; cerrar la puerta ahora sería impedir todo el camino que hemos avanzado, es fundamental cerrar esto”, expresó.

Recordó que el bloque no solo está trabajando en cerrar el acuerdo con la UE, sino también negociando otros acuerdos con la Alianza del Pacífico, Singapur, Corea del Sur y Canadá que deben tener el mismo tratamiento.

Por su lado, la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, dijo que el Mercosur está a las puertas de una negociación histórica con el bloque europeo. “No podemos dejar escapar esta oportunidad, necesitamos redoblar nuestro compromiso político. Los beneficios aparejados al acuerdo son muy grandes, tanto en términos de comercio como en inversión”, destacó.

En su opinión, con este tratado son pocos los sectores con los que productos de origen regional tendrán que competir con sus pares europeos. “Tenemos desde Mercosur la voluntad política de resolver los problemas, esperamos desde la Unión Europea el mismo compromiso; tal vez no alcancemos un acuerdo perfecto, pero sí un tratado que ayude a evolucionar, de nada habrá servido llegar hasta aquí si no somos capaces de concluir”, subrayó la vicepresidenta.

Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia –país que si bien es miembro asociado al bloque, pero que está a punto de integrarse plenamente– consideró que los retrasos que hay para concretar este acuerdo se deben a una política proteccionista de las principales potencias.

“El mundo está en medio de una guerra comercial generalizada y esto no va acabar. Inglaterra ha salido de la UE y emerge una política proteccionista; la paradoja es que los principales globalizadores hoy día son comunistas como China y los que eran defensores del libre comercio hace 20 años son propulsores del proteccionismo”, se quejó.

Las trabas El canciller nacional Eladio Loizaga manifestó que los temas pendientes que aún no se han resuelto tienen que ver con el transporte marítimo, indicaciones geográficas y lo relacionado con las condiciones para el intercambio de productos agrícolas.

“El Parlamento europeo tiene que dar una respuesta respecto a la propuesta de participación del Mercosur sobre la provisión de productos agrícolas y creemos que podemos llegar a un acuerdo el próximo mes; esperamos que la UE pueda tomar una decisión política como nosotros la hemos tomado”, dijo Loizaga.

Afirmó que para julio está prevista otra reunión técnica entre representantes del Mercosur con sus pares de la UE para ir cerrando el acuerdo.

Opinión

La queja de Uruguay
El mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, dijo que el Mercosur no debe estar dispuesto a perder el tiempo en “negociaciones eternas”. Dijo que se debe poner voluntad política real, como la que la UE puso con Japón logrando un acuerdo comercial en tan solo un año. “Comparemos el tiempo que llevamos nosotros, cuando se quiere se puede. Tampoco, lo digo en nombre de mi país, estamos dispuestos a firmar un acuerdito, no es una amenaza ni un delirio, es simplemente dignidad”, disparó. Vale recordar que la presidencia pro témpore del bloque ha pasado a manos del Uruguay, quien fue el país que se mostró más duro en el reclamo a la UE.

La cifra
20 años vienen dialogando ambos bloques, Mercosur y la Unión Europea, sobre un acuerdo comercial.

Dejá tu comentario