Mundo

El huracán Dorian de categoría 5 golpea islas Ábaco en las Bahamas

 

El huracán Dorian de categoría 5, la máxima en la escala Saffir Simpson y que tocó tierra en Bahamas ayer, prosigue golpeando las islas Ábaco, en el noroeste del archipiélago caribeño mientras se acerca a la isla de Gran Bahama, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU.

En su boletín de las 17.00 locales (21.00 GMT), el centro meteorológico informó que Dorian, con sus vientos máximos sostenidos de 185 millas por hora (295 km/h), produjo catastróficas condiciones huracanadas en las Ábacos y anoche hizo lo mismo en Gran Bahama.

El huracán se ubica a 95 millas (150 kilómetros) al este de Freeport, en la isla Gran Bahama, y a 175 millas (280 km) al este de West Palm Beach, en el sur de Florida.

“Se espera que Dorian siga siendo un huracán catastrófico durante los próximos días”, señala el NHC, que da cuenta que el huracán redujo su velocidad de traslación a 5 millas por hora (7 kilómetros por hora), lo que prolonga sus efectos devastadores.

La marejada ciclónica potencialmente mortal elevará los niveles del mar hasta 23 pies (7 metros) sobre el normal de la marea en las islas Ábaco y Gran Bahama, cuyas costas recibirán grandes y destructivas olas por varias horas. El huracán se moverá peligrosamente cerca de la costa este de Florida a partir de esta noche y hasta mañana por la noche, señaló el centro meteorológico con sede en Miami, que señala que en esos días se podrán sentir condiciones huracanadas en la costa de Florida central.

El ciclón ganó tamaño y sus vientos huracanados se sienten hasta unas 45 millas (75 km) desde su centro y sus vientos con fuerza de tormenta tropical hasta unas 140 millas (220 kilómetros).

Las fuertes lluvias dejarán en el noroeste de Bahamas hasta 24 pulgadas (60 cm) de acumulaciones de agua y en las Carolinas hasta 10 pulgadas (25 cm), mientras que en las islas centrales de Bahamas y la costa atlántica de Florida y Georgia se registrarán hasta unas 4 pulgadas (10 cm), lo que podría provocar riadas en todos los casos.

Tras dejar atrás este archipiélago, los pronósticos mantienen que antes de llegar al litoral estadounidense el ojo de Dorian virará con dirección noroeste sobre mañana e iniciará un recorrido por la costa de los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, mientras paulatinamente va perdiendo algo de fuerza.

El ojo del huracán Dorian alcanzó tierra ayer en Bahamas, primero en Cayo Elbow y luego en la isla Gran Ábaco, con categoría 5, con vientos de 295 kilómetros por hora (185 millas por hora) y con rachas de hasta 350 kilómetros por hora (220 millas por hora), según el CNH.

De acuerdo a los meteorólogos, en la cuenca atlántica y en cuanto potencia el huracán Dorian se ve solo superado por el huracán Allen, que en 1980 alcanzó las 190 millas por hora (305 kilómetros por hora) y está igual que Gilbert (1988) y Wilma (2005), todos con 185 millas por hora (295 kilómetros por hora).


El gobernador de la Florida suspende peajes
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció ayer la suspensión de peajes de algunas carreteras estatales en anticipación al posible impacto del huracán Dorian, que con categoría 5 y vientos de 295 kilómetros por hora (185 millas por hora) tocó tierra ayer en Bahamas.

Durante una conferencia de prensa ofrecida en Tallahassee, capital del estado, DeSantis dio a conocer la medida que abarca las carreteras Florida Turnpike, Alligator Alley, Sawgrass Expressway, SR 528 Beachline Expressway, SR 417, SR 429, entre otras.
El gobernador invocó a la población a no subestimar el potencial riesgo del poderoso huracán, aun cuando todos los pronósticos señalan que el ojo de Dorian se mantendría en el mar a unas millas de la costa, y destacó que un pequeño giro hacia el oeste y podría ocasionar una “gran destrucción”.
DeSantis señaló que los peajes se han levantado para facilitar las órdenes de evacuación emitidas por las autoridades de los condados floridanos Palm Beach, Martin, St Lucie, Brevard, Indian River, Volusia y St John. EFE

Dejá tu comentario