Opinión

El gran salto hacia delante

Por Pa’i Oliva
oliva@rieder.net.py
Me preocupa el futuro de la humanidad. Parece que vamos hacia una catástrofe o hacia una crisis. Si fuera lo primero, sería el fin de esta especie humana. Y se me hace difícil aceptar esto. Los humanos hemos transitado apenas un minuto en el tiempo comparado con los miles de millones de años de existencia del cosmos. Por ello me preocupa el calentamiento de la Tierra. Muchas veces los antiguos presagiaron un fin próximo. “Para ellos el desenlace fatal estaba en su imaginario y no existía como proceso realmente posible. Para nosotros se trata ya de un proceso real, porque hemos creado ya el principio de nuestra autodestrucción” (Sergio Ferrari).
Sin embargo, pienso que lo que está instalándose entre nosotros es la conciencia de una crisis. Y ésta anuncia el comienzo y no el fin de la aventura humana. No se acabará este mundo y nosotros con él, sino que “se acabará este tipo de mundo insensato que ama la guerra e idolatra la destrucción masiva” (L. Boff). Estoy convencido de que vamos hacia un mundo que desacralice la violencia y tenga piedad de los seres vivientes. Lo había dicho hace años, Teilhard de Chardin: “La cosmogénesis conduce, mediante la biogénesis, a una noogénesis, y ésta halla su perfección en la cristogénesis”. O sea, vamos hacia un nuevo nivel de convergencia de mentes y corazones con la naturaleza, y así hacia un nuevo nivel en la evolución humana.

Dejá tu comentario