Metropolitana-Interior

El fuego destruye grandes superficies de tres parques

El viento sur acelera el avance de las llamas y será difícil un control hasta el domingo, día en que cambiaría el clima. Solo en el parque San Rafael ayer controlaron el incendio, que continúa en Caazapá y en el Yvytyrusu.

Por Magdalena Riveros y Javier Núñez<br/><br/>El viento sur que se instaló en el país facilitó que se acelere el fuego que se inició a partir del lunes en amplios sectores de tres reservas naturales de la Región Oriental: la reserva privada del parque San Rafael, el parque nacional de Caazapá y la reserva de recursos manejados del Yvytyrusu, Guairá. <br/><br/> La dirección del viento dificulta las labores de apagar el fuego y técnicos de la Secretaría del Ambiente (Seam) ven difícil lograr cortar las llamas hasta el domingo, porque recién para ese día se esperan cambio de sentido del viento y probables precipitaciones . <br/><br/>NECESITAN REFUERZO. Desde la zona de Independencia, Departamento del Guairá, Hugo Benítez bombero voluntario, remarcó que necesitan más refuerzos que puedan ayudar para sofocar las llamas. <br/><br/>"Estamos muy pocos y se precisa de mucha gente porque el fuego se propagó en forma gigantesca y para apagar todo esto necesitamos de mucha gente", destacó el bombero.<br/><br/>El director de Áreas Protegidas dijo que enviaron a las fiscalías del Guairá y Caazapá el pedido de investigación de la quema de las dos reservas naturales, porque hay sospechas de que fue provocada por personas que quemaron pastizales y que perdieron el control con el avance del viento sur.<br/><br/>EN EL YVYTYRUSU SE QUEMAN 100 HECTÁREAS <br/><br/>En la zona de Independencia, el fuego ya consumió más de 100 hectáreas del Yvytyrusu, según el bombero voluntario Hugo Benítez, jefe de uno de los grupos que están combatiendo el incendio forestal que se extiende cada vez más a causa del viento y la escasa cantidad de efectivos que se encuentran trabajando.<br/><br/>Regina Solalinde, presidenta de la Comisión de Gestión de Cuidado de las 24.000 hectáreas del área protegida del Yvytyrusu, declaró que otro contingente de bomberos voluntarios de Caazapá está construyendo barricadas a fin de evitar la expansión de las llamas hacia los bosques protegidos de la zona. <br/><br/>"Esta es una situación de emergencia real, necesitamos de las fuerzas vivas civiles para evitar una catástrofe ecológica. Hago un llamado a toda la ciudadanía pobladora de estas áreas y también a las que no viven en la zona para que vengan a ayudarnos a tratar de impedir la propagación del fuego hacia la cima de la cordillera", puntualizó Solalinde. <br/><br/>Agregó que "esto podría tornarse en una real pérdida de recursos naturales en cuanto a fauna y flora se refiere. Trabajemos juntos para evitar eso", señaló la mujer.<br/><br/>El bombero Benítez, por su parte, explicó que el jefe operativo de la Seam y un grupo de funcionarios de esa cartera también se adhirieron a la lucha contra el fuego. <br/><br/>"Algunos medios dijeron que la Seam no está presente en esta cuestión. Sin embargo, yo desmiento eso porque ellos están trabajando codo a codo con nosotros combatiendo las llamas", apuntó. <br/><br/>Helicópteros de la Fuerza Aérea también están apoyando el combate de las llamas, según el voluntario.<br/><br/>

Dejá tu comentario