Nacionales

El escándalo de Puerto Rico preocupa a Trump, dice la Casa Blanca

La Casa Blanca aseguró este martes que el escándalo que sacude al Gobierno de Puerto Rico, tras la revelación del contenido de un chat privado del que formaban parte numerosos altos cargos, demuestra que el presidente de EEUU, Donald Trump, tenía motivos para estar preocupado.

"Los lamentables sucesos de la semana pasada en Puerto Rico demuestran que la preocupación del presidente por su mala gestión, politización y corrupción eran válidos", señaló en un comunicado Judd Deere, asesor del mandatario, Donald Trump.

La relación del presidente estadounidense y la isla, que es un estado libre asociado de EEUU, son tensas desde hace tiempo, debido a que buena parte de la población puertorriqueña considera que el mandatario los trató como ciudadanos de segunda clase tras el paso del huracán María, que devastó el territorio caribeño en septiembre de 2017.

La oposición demócrata, además, criticó con vehemencia la gestión de las autoridades y acusó al Gobierno de que su falta de apoyo había agravado la situación de sobremanera.

Nota relacionada: Bad Bunny y Residente se unirán a protestas contra Gobierno de Puerto Rico

Por su parte, Trump llegó a minimizar el impacto de la tormenta y siempre justificó los pocos recursos destinados a la isla alegando que las autoridades locales son las grandes responsables de la situación debido a la mala gestión que realizaron durante años.

En este sentido, el gobernador Ricardo Rosselló se enfrenta en estos momentos a una crisis institucional sin precedentes debido a la filtración, el sábado pasado, de la totalidad de casi 900 páginas de un chat del sistema de mensajería Telegram que incluye comentarios homófobos, insultos e, incluso, bromas sobre los muertos por el huracán María.

La presión para que dimita el gobernador aumenta cada día, ya sea a través de sus propios compañeros de partido que lo dejaron solo, como a través de las protestas, casi diarias y por momentos violentas, para pedir su renuncia.

Por su parte, Deere aseguró que Washington continúa "comprometido" con las labores de reconstrucción y en la "protección de los contribuyentes de Puerto Rico ante la corrupción política y los abusos financieros".

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario