Política

El Ejecutivo condiciona a Unasur el retorno de embajadores acreditados

Persiste la postura del Gobierno de Federico Franco de que los países que integran Unasur muestren señales para establecer la posibilidad de que observadores de este bloque puedan participar en los comicios de 2013.

El Poder Ejecutivo espera "gestos" diplomáticos y condiciona el retorno de los embajadores acreditados ante el Gobierno como uno de los puntos de negociación para abrir la posibilidad de que observadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) puedan participar en las elecciones generales del 21 de abril de 2013.

El presidente Federico Franco mantiene en reserva las conversaciones y negociaciones que el Gobierno está llevando adelante para restablecer la situación de Paraguay ante el Mercosur y la Unasur.

Sin embargo, el canciller José Félix Fernández Estigarribia manifestó ayer en Palacio de López que "mientras no rectifiquen su conducta sobre Paraguay, el Gobierno ha decidido no invitarlos para observar las elecciones".

El ministro de Relaciones Exteriores insistió en que sigue latente el peligro mientras los países que integran el bloque regional no rectifiquen su rumbo. Reiteró nuevamente que deben reparar el error que cometieron al sancionar al Gobierno paraguayo, tras el juicio político que terminó con el mandato de Fernando Lugo, en junio pasado.

SEÑALES. "Eso puede ser un gesto muy importante", remarcó el ministro de Relaciones Exteriores ante la posibilidad de que los diplomáticos acreditados retornen nuevamente al país.

A excepción de Venezuela, el Gobierno paraguayo sigue manteniendo a sus embajadores en los diferentes países de la región. Hace algunos días, el presidente Hugo Chávez terminó expulsando a diplomáticos de la sede en Caracas.

Mientras sigue la disyuntiva al interior del Gobierno, el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) está gestionando la posibilidad de que los observadores de la Unasur puedan participar en los comicios generales.

Hubo reuniones con representantes diplomáticos de Argentina, Brasil, Uruguay y Bolivia. Estos manifestaron su interés de que haya presencia de los observadores.

CAUTELA. Mientras, el presidente Franco dijo que no puede divulgar muchas de las estrategias que emprende su Gobierno. "Del corazón me brota decirles muchas cosas, pero mi obligación de estadista no me permite divulgar algunas estrategias", afirmó ayer ante la consulta.

Destacó que durante su mandato brindará todas las garantías necesarias para transparentar las elecciones.

Refirió que contarán con la presencia del premio Nobel Óscar Arias, de representantes de la fundación Jimmy Carter y de referentes de la Unión Europea, además de la Organización de Estados Americanos (OEA).

APOYO AL CANCILLER

El presidente Federico Franco defendió la postura asumida por el canciller José Félix Fernández Estigarribia, con el voto que Paraguay dio a favor de Argentina ante las Naciones Unidas.

El jefe de Estado refirió que las críticas que surgieron desde el Congreso contra el Ejecutivo solamente responden a un momento político. Aseguró que el Gobierno está encaminando las negociaciones. "Creo que es la posición correcta, nuestro patriotismo, nuestra soberanía no va a hacer mella con esta posición", apuntó. Dijo que el canciller expondrá la posición ante el Senado.

Dejá tu comentario