Política

El Ejecutivo apunta ahora a Marina Cué

El presidente del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, manifestó que el próximo paso del Gobierno es la solución a las conflictivas tierras de Marina Cué, escenario de la masacre de Curuguaty, donde en junio de 2012 murieron 11 campesinos y seis policías.

“El tema de Marina Cué estamos apuntando fuertemente y espero que en un par de meses podamos también señalar la solución a ese problema, que ha traído una tragedia importante para el país”, señaló Cárdenas ayer tras el acto en Palacio de Gobierno, donde se puso fin al conflicto en Laterza Cué.

Cárdenas aseguró que el tema va bien encaminado. “Les aseguro que estamos en muy buen camino para solucionar también Marina Cué en breve tiempo”, expresó.

El Gobierno tiene la intención de repetir con Marina Cué las acciones emprendidas en el caso de la colonia Santa Lucía, del distrito de Itakyry, Departamento de Alto Paraná, y de Laterza Cué, en Caaguazú.

En la colonia Santa Lucía, recuperada recientemente por el Gobierno, fueron reubicadas unas 460 familias originarias de Ñacunday, que hoy día gozan de todos los servicios básicos. Ayer, el Gobierno recibió la donación de 300 hectáreas en Laterza Cué, de parte de la firma brasileña Bioenergy, que sumadas a las 200 hectáreas que tiene el ente agrario en el lugar, constituyen una solución definitiva a la problemática, tras cuatro décadas de lucha por la posesión de esas tierras.

Unas 30.000 personas de España, Estados Unidos y otros países de la región, firmaron una nota en la que exigen al presidente de la República, Horacio Cartes, la entrega de las tierras de Marina Cué a los campesinos paraguayos. La campaña Jóvenes sin tierra. Tierra sin futuro es impulsada por la oenegé Oxfam, con presencia en más de 90 países.

Dejá tu comentario