Economía

El efecto “Clorinda” sería solo temporal, estima el BCP

 

Para el Banco Central del Paraguay (BCP), el diferencial de precios de productos nacionales con los comercializados en la vecina ciudad de Clorinda, Argentina, no duraría por mucho tiempo a diferencia de años anteriores.

Miguel Mora, economista jefe de la banca matriz, dijo ayer que la devaluación del peso argentino puede generar cierta competitividad en los productos de ese país respecto a los costos locales.

“Este fenómeno abre las puertas para la importación no legal; no obstante, los efectos de depreciaciones de la moneda argentina también vendrán con un mayor y más rápido efecto traslado a los precios”, señaló.

Como el Gobierno argentino actual ha eliminado la mayor parte de los subsidios a los insumos, los costos de los bienes se ofertan a precios de mercado.

“Ahora hay una brecha de competitividad, pero que creemos que rápidamente se va cerrar porque los ajustes de precios son muy rápidos; por algún tiempo es probable que veamos algún ingreso (de contrabando), pero sería solo temporal”, destacó.

Mora recordó que los fundamentos económicos del vecino país no son sólidos; es por eso que los ajustes de precios son, en mucho de los casos, en porcentajes similares a la depreciación que está sufriendo su moneda.

“Hay que recordar que en Argentina la mayoría de los servicios estaban subsidiados y que tenían un tipo de cambio paralelo, que generó un diferencial de precios desde el 2012 al 2014, pero todo esto ha sido removido con ajustes en tarifas de 300% a 400%”, recordó.

La meta inicial del Gobierno argentino era de una inflación anual del 25%, que posteriormente se corrigió a un 30% y ahora se espera que incluso podría ser 40%.

“Esto automáticamente anula el efecto que se tiene por el lado de la depreciación de su moneda”, explicó el economista jefe.

ventas en frontera. Al ser consultado respecto a la disminución fuerte en las ventas de las ciudades fronterizas, tanto con el Brasil como la Argentina, respondió que este es un fenómeno que se da siempre que hay volatilidad en el tipo de cambio de las monedas de ambos países.

“Lo que siempre mencionamos es que esto es parte de ese negocio, están expuestos constantamente al negocio de frontera. Lo que se debería buscar es una diversificación de sus mercados para ser menos dependientes de los países vecinos. Apuntar un poco más al consumo local y así atenuar estos choques que constamente se dan en el comercio en ciudades de frontera”, destacó Mora, en conferencia de prensa.

Dejá tu comentario