Mundo

El economista jefe del FMI admite su error al exigir demasiados recortes

El informe no está firmado por la Dirección del Fondo, pero el jefe, Olivier Blanchard, firmó el documento y reconoce que el FMI se equivocó al valorar el impacto de la austeridad en los países europeos.

EFE

WASHINGTON - EE. UU.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoce en un informe que algunos de sus pronósticos subestimaron los efectos de las medidas de austeridad en el desempleo y el crecimiento del producto interior bruto (PIB).

El documento, firmado por el economista jefe del Fondo, Olivier Blanchard, y Daniel Leigh, concluye en uno de sus puntos: "Hemos encontrado que los realizadores de pronósticos subestimaron significativamente el incremento en el desempleo y la caída en el consumo privado y la inversión asociados a la consolidación fiscal". El informe, publicado ayer, analiza el efecto de los multiplicadores fiscales, que estiman la capacidad de una economía en recesión para hacer recortes de gasto y subidas de impuestos en el corto plazo con la esperanza de conseguir una recuperación rápida.

ERA NEGATIVO. El documento, altamente técnico, desarrolla una preocupación que ya apuntó el Fondo en su Informe de Perspectivas Económicas Globales en octubre de 2012, en el que reconocía que el efecto multiplicador de los recortes y subidas de impuestos era más negativo de lo esperado en economías desarrolladas durante la recaída de la crisis. No obstante, el FMI indica en este último informe que sus conclusiones "no implican que la consolidación fiscal no es deseable" y que cada país debe diseñar su postura sobre el ajuste fiscal no solo pensando en el corto plazo, sino con una estrategia más compleja. "Los efectos a corto plazo de la política fiscal en la actividad económica son solo uno de los muchos factores que se deben considerar para determinar el ritmo adecuado de consolidación fiscal en un país", concluye.

"Los pronósticos subestimaron significativamente el aumento del desempleo y la caída de la demanda interior con la consolidación fiscal", reconocen Blanchard, y el coautor del informe, Daniel Leigh.

LOS CÁLCULOS. El economista jefe admite que el aumento de la deuda griega a pesar de los recortes de gasto fue mayor de lo esperado, según los estudios realizados al principio de la crisis.

Blanchard y Leigh señalan que los pronósticos del FMI utilizaron multiplicadores fiscales de 0,5, cuando en realidad la cifra sería de 1,5, lo que significa que por un dólar que recorta el Ejecutivo de su presupuesto cuesta a la economía del país 1,5 dólares. Sin embargo, Blanchard y Leigh indican que "los resultados no quieren decir que la consolidación fiscal sea indeseable".

SOCIALISTAS PIDEN REEQUILIBRIO FISCAL

El líder de los socialistas y demócratas (S&D) en el Parlamento Europeo, Hannes Swoboda, advirtió de que la Unión Europea (UE) debe encontrar el equilibrio entre la consolidación presupuestaria y las políticas de crecimiento y empleo en el próximo año. Swoboda, que hizo balance de 2012 en un comunicado, aseguró que durante el pasado año Europa se enfrentó a un nivel intolerable de desempleo, motivo por el que consideró necesario que la UE acometa medidas determinadas que impulsen el empleo y la inversión para evitar otro año nefasto en el mercado de trabajo. El eurodiputado austriaco se mostró crítico con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la UE, y señaló que ambas instituciones subestimaron los efectos negativos de una rápida consolidación fiscal, ya que una adaptación más gradual elevaría en un 0,6% anual el crecimiento en Europa durante los próximos 5 años.

Dejá tu comentario