Economía

El ecommerce local aspira a tener una mejor facturación

 

Como tan solo un 3% de toda la facturación por comercio electrónico (USD 300 millones en total) es captado por tiendas afincadas en nuestro país, la Cámara Paraguaya de Comercio Electrónico (Capace) busca mejorar las cifras para que más divisas queden a los negocios locales, según Gustavo Giménez, director de Relaciones Institucionales de la entidad.

Bajo la premisa de que para el año 2022 el 50% o un poco más del PIB de América Latina y el Caribe estará digitalizado, la Capace aspira a que Paraguay también encuentre un mayor dinamismo para concretar más compras en línea, “no solamente para los 3,8 millones de paraguayos que pueden comprar, sino para los 500 millones de usuarios que ya están adquiriendo de páginas web de la región”, según consigna el referente.

Al tiempo de mencionar que unos 300 comercios paraguayos están debidamente registrados para el pago electrónico, vía compra por tarjeta de crédito (aunque según el Ministerio de Industria y Comercio hay unos 2.000 actualmente, muchos de los cuales están en proceso de registro oficial), Giménez indicó que los rubros de agencias de viaje, electrodomésticos, calzados, tiendas de ropas, supermercados y hasta frigoríficos son los segmentos donde más compras online se realizan a nivel local.

“El comercio electrónico transfronterizo es una gran oportunidad; y eso implica innovación en la empresa, incluso para la pyme, porque con la misma estructura como herramienta (una página web), que una gran compañía, puede llegar más lejos con su negocio”, destacó.

En Capace son 60 las empresas aglutinadas, y el director consignó que existen firmas que exportan servicios vía call center o software, con lo cual se evidencia que hay muchas posibilidades de colocar productos en el exterior, apelando a la metodología e-commerce con recursos paraguayos.

“Con el servicio mejorado, se pueden producir para nichos de mercado de Estados Unidos o Medio Oriente, que requieren muchos de estos productos”, destacó.

En lo que respecta al hábito del consumidor paraguayo en el segmento de comercio electrónico, Giménez reconoció que aún no se estila completar el circuito normal, porque el paraguayo, en general, visita la web de la empresa a la que comprará el producto, pero por desconfianza llama por teléfono o envía un WhatsApp, para que se genere un delivery con el que irá el POS para el cobro en su domicilio vía tarjeta.

“De todas maneras, es importante resaltar que técnicamente no tenemos nada que envidiar a otros mercados, porque contamos con los mismos niveles de seguridad para que la adquisición en línea en los comercios de nuestro medio se realice con total tranquilidad”, resaltó.

A pesar de la existencia de una ley de comercio electrónico, que regula la actividad en el país, y su decreto reglamentario, Giménez apuntó que todavía hay cuestiones a resolver en el ámbito de la Aduana, para fomentar más los envíos de productos paraguayos al exterior. “No obstante, contamos con ayuda de empresas como DHL, que ayuda a nuestro comercio transfronterizo”, manifestó.

Dejá tu comentario