Economía

El BCP se prepara para un nuevo recorte a proyección del PIB 2019

 

La economía paraguaya aparentemente crecerá menos de 1,5% en el 2019 y el Banco Central del Paraguay (BCP) se prepara para aplicar la tercera reducción a la proyección de expansión del producto interno bruto (PIB) para el corriente año. Miguel Mora, economista jefe de la banca matriz, confirmó el sesgo a la baja existente en la estimación de 1,5%, cifra que ya fue ajustada desde el 4% que se pronunció inicialmente.

Recordó que el pronóstico que darán a conocer a fines de octubre próximo dependerá en gran medida de los números que vayan arrojando la producción agrícola y la generación de energía eléctrica, los sectores que han sido más golpeados por las condiciones climáticas adversas desde el último tramo del 2018.

“Tenemos la campaña agrícola, que prevé una recuperación de la soja de 20%, vamos a ver cómo vienen los datos de la binacionales, estos dos sectores son los que marcaron y siguen marcando la tendencia del crecimiento del producto en niveles negativos”, expresó.

“Vimos una recuperación de los servicios, en su mayor parte, manufactura también en algunos sectores, principalmente aquellos relacionados a obras públicas, al movimiento de las construcciones privadas; eso va a determinar finalmente donde quedaría la proyección del producto”, agregó.

Los agentes del mercado redujeron de 1,5% a 1,3% el índice de crecimiento económico que esperan para el 2019, según los resultados de las últimas encuestas de Expectativas de Variables Económicas (EVE), mientras que para el 2020 mantienen la proyección de 3,5%.

“Hay mucha nueva información y es lo que está recogiendo la mayor parte de los agentes económicos, recoge la dinámica de lo que ya está medido en el año, que es una reducción de 2,3% (de la actividad económica, hasta julio)”, recalcó Mora.

El Indicador Mensual de Actividad Económica del Paraguay (Imaep) reportó en julio pasado el primer resultado positivo del año en la variación interanual (comparativa con julio de 2018), al fijarse en 0,7%. El Estimador de Cifras de Negocios (ECN), por su parte, tuvo su segundo resultado positivo del año de manera consecutiva, también en el cálculo interanual.

Sin embargo, estos indicios de recuperación parecen no ser suficientes para elevar los ánimos del mercado, afectados por la caída de 2% del PIB en el primer trimestre del año y una recesión que no se descarta respecto al cierre del primer semestre.

CANASTA BÁSICA. En cuanto a la inflación, los agentes económicos consideran que las variaciones mensuales serán de 0,1% y 0,2% en setiembre y octubre, con lo cual prevén que este indicador salga de la senda negativa en que se mantuvo de manera continua en los últimos tres meses.

Esta reversión puede relacionarse con las señales de mayor movimiento comercial y económico que se observaron en los reportes correspondientes a julio pasado, así como por efecto de la última apreciación del dólar, agregó el economista jefe del BCP.

Sin embargo, para el cierre del año, las expectativas se ajustaron de 3,6% a 3,5% en el pronóstico de aumento de precios de la canasta básica familiar, nivel inferior a la meta de 4% del BCP.

Hasta agosto, la inflación acumulada del año fue de 1,4% y se ubicó por debajo del mínimo de 2% de rango meta que se permite el BCP. Aún así, los agentes del mercado no esperan que la tasa de política monetaria siga bajando y prevén que cierre en 4,25%.


El guaraní se depreció 4,5%


La moneda local acumula una devaluación de 4,5% en lo que va del 2019 y en los últimos 12 meses anota una baja de 5,7% frente al dólar, informó Miguel Mora, economista jefe del BCP. El ejecutivo aseguró que el tipo de cambio en el país se mantiene así en línea con el comportamiento de la región y reconoció que estamos ingresando a un periodo de mayor demanda estacional de divisas, especialmente por la actividad de importaciones.

Sin embargo, descartó que esta situación represente una presión excesiva sobre la cotización, que amerite una intervención fuerte por parte del BCP. Al restar las ventas de divisas de las compras efectuadas al Ministerio de Hacienda, Mora explicó que la intervención de la banca matriz para detener la apreciación de la moneda norteamericana fue de USD 260 millones, en lo que va del año.
En cuanto a los factores externos, sostuvo que el mercado ya internalizó los efectos de la posible baja de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), prevista para este miércoles.
Ayer el dólar llegó a cotizarse hasta a G. 6.453 a la venta y cerró en un promedio de G. 6.353, en el sector mayorista.

Dejá tu comentario