Arte y Espectáculos

El Ballet Nacional de España difunde la danza con un videojuego

El Ballet Nacional de España (BNE), este año celebra su 40 aniversario y desarrolló el primer videojuego inspirado en la danza española,"Bailando un tesoro". Es un proyecto educativo que pretende difundir la disciplina entre niños y niñas de 6 a 12 años, cuya app se puede descargar gratuitamente en móviles.

Este videojuego de ballet es un proyecto educativo, coordinado por Belén Moreno; que, según señaló este jueves en declaraciones a Efe el director del Ballet Nacional de España (BNE), Antonio Najarro, busca captar la atención de los niños para que descubran que la danza española no solo es flamenco, sino que también puedan experimentar y meterse en la piel de un bailarín.

"Bailando un tesoro" funciona con una técnica de juego sencilla, explica Najarro, en la que el jugador debe pulsar unos círculos que cambian de color y arrastrar una peineta para que los personajes interpreten los cuatro estilos de la danza española, el flamenco, la escuela bolera, la danza estilizada y el folclor.

Poco a poco estos personajes van pasando distintas fases inspiradas en escenarios reales como las aulas de ensayo del BNE hasta llegar a ser invitados a una representación en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

"Es una herramienta disponible en IOS y Android, para que los niños conozcan la danza española, porque quieran ser profesionales o les guste disfrutarla como espectadores", explicó Belén Moreno, a quien en 2015 se le ocurrió la idea de crear el videojuego inspirado en el libro pedagógico de mismo nombre del BNE.

Embed

El videojuego se desarrolló mediante la tecnología Unity 3D, de tres ex alumnos de la Facultad de Informática de la Universidad Complutense de Madrid: Alejandro Romero, Manuel González y César Díaz-Faes, bajo la dirección del investigador especializado en videojuegos teatrales, Borja Manero Iglesia.

Los pasos de baile de los personajes fueron creados por Najarro, quien se puso un traje de neopreno para interpretarlos a través de una herramienta de captura de movimiento.

"Fue muy divertido y al mismo tiempo sentía una gran responsabilidad porque el movimiento tenía que ser exacto y preciso", detalló.

En la narrativa, ideada por Clara Fernández, se inculcan los valores de la danza, los componentes positivos para el desarrollo de una sociedad, como el respeto hacia el maestro, el sacrificio, el trabajo o la perseverancia.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario