Edición Impresa

El ala dura de Itamaraty busca trabar la negociación por Itaipú

El mismo día que se daba a conocer la nueva oferta brasileña, el ministro de Minas y Energía, Edison Lobão, rechazó la posibilidad de que Paraguay pueda comercializar su energía en el mercado brasileño.

Ni bien fue divulgada extraoficialmente la nueva propuesta brasileña en el marco de la negociación por Itaipú Binacional, el ministro de Minas y Energía, Edison Lobão, salió a desmentir la noticia en los medios rechazando la posibilidad de que Paraguay pueda vender directamente la parte de la energía que le corresponde.

En declaraciones al diario O Estado de São Paulo, Lobão afirmó que si Paraguay ofrece la electricidad a empresas consumidoras brasileñas estaría violando el Tratado de Itaipú, firmado por ambos países en 1973. "Cambiar el Tratado es algo que depende de los congresos brasileño y paraguayo." Agregó no obstante que tanto el ministerio a su cargo como el Ministerio de Relaciones Exteriores han estudiado "algo que se pueda hacer" para responder a las demandas del presidente Fernando Lugo.

Lo expresado por Lobão coincide con la posición asumida desde el principio de las negociaciones por el ala más dura y conservadora de Itamaraty, que se opone a cualquier revisión o modificación del Tratado de la binacional.

En la otra vereda, en la que también se ubica el presidente Lula da Silva, están los que tienen una posición de mayor apertura para responder a los reclamos del Gobierno paraguayo. Solo basta recordar lo manifestado semanas atrás por el secretario de Relaciones Exteriores de Itamaraty, Enio Cordeiro, respecto a la posibilidad de permitir a Paraguay para que pueda negociar libremente la energía de Itaipú en mercado brasileño.

LA REALIDAD. En la actualidad Paraguay sólo le puede vender a la empresa Eletrobrás, que la comercializa a las empresas locales. La nueva propuesta incluye la colocación en el primer año de unos 300 MW al año, cantidad que iría aumentando con el correr del tiempo en forma gradual.

El Paraguay recibe cada año unos 120 millones de dólares por el excedente de la energía que no consume de Itaipú y con la nueva oferta recibirá 240 millones de dólares más. De este modo, se eleva a 15 el factor multiplicador de la compensación por cesión de energía y la compensación pasará a ser de 360 millones de dólares anuales.

EL BANCO MUNDIAL VA A FINANCIAR LA NUEVA LÍNEA DE TRANSMISIÓN

El ministro de Hacienda, Dionisio Borda, informó ayer sobre la visita de la misión de Energía del Banco Mundial, con la que se acordó el financiamiento de la nueva línea de transmisión que conectará a la central de Itaipú con Villa Hayes. El costo inicial del proyecto era de 340 millones de dólares y ahora aumentó a unos 360 millones de dólares, que debe ser aprobado por al Directorio del Banco Mundial, el Banco Europeo de Inversiones y probablemente el BID. "Va a ser un financiamiento tripartito para el mes de enero o febrero, a más tardar. Con esto tendríamos el financiamiento para un proyecto de envergadura, lo que también permitiría realmente hacer uso de la energía de Itaipú en el interior del país", resaltó el ministro de Hacienda, Dionisio Borda.

Los miembros de la Comisión Negociadora analizarán este fin de semana el borrador de la propuesta de Brasil a la espera de la oferta oficial que se hará.

Dejá tu comentario