País

El 55,6% de jóvenes de 15 a 19 años no van a ninguna institución educativa

Un millón de adolescentes no están estudiando, de los cuales 240.000 tampoco trabajan. Las organizaciones juveniles urgen frenar discriminación, fomentar el acceso a empleo y a educación.

Pese a que el bono demográfico es favorable en el país, las cifras referentes a accesos básicos como educación y salud son alarmantes, advirtieron organizaciones, ayer, en un acto por el Día Mundial de la Población, que se recuerda cada 11 de julio en todo el mundo.

El 55,6% de los adolescentes de 15 a 19 años no asisten a un establecimiento de enseñanza en el territorio nacional, una de las cifras de exclusión educativa más altas de toda la región. El sistema educativo registra que solo 4 de cada 10 chicos y chicas que ingresan a las aulas logran terminar la Educación Media.

Es por eso que se lanza en América Latina y el Caribe la iniciativa 165 millones de razones, cantidad de población estimada en toda la región. Se trata de un llamado a la acción para invertir en adolescentes y jóvenes de la región.

En Paraguay, la iniciativa fue propuesta por referentes de organizaciones civiles y juveniles, a través de la campaña del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa). “Tenemos dos millones de razones, que es la población joven del total de 7 millones de habitantes en el país”, comentaron.

numeros de la juventud paraguaya.png

MEDIDAS. La representante de Unfpa en Paraguay, Rocío Galiano Marés, comentó sobre las 10 razones para invertir en los jóvenes del país.

Una de estas acciones es precisamente garantizar que la población adolescente pueda concluir la secundaria.

“Los jóvenes hoy no estudian por un embarazo temprano o por tener alguna discapacidad o porque algunos todavía piensan que una niña no necesita terminar la secundaria”, afirmaron.

El otro punto es que los jóvenes puedan conseguir empleos dignos y que se fomente su capacitación en los lugares donde residen.

Galiano también comentó que el objetivo es generar alianzas para fortalecer los proyectos juveniles.

LOS PROTAGONISTAS. Jonathan Páez, de la organización juvenil Somos Pytyvôhára, manifestó que buscan que la inversión para la juventud sea integral, para tener en cuenta cada realidad del adolescente. “No existe una sola realidad, existe la juventud bañadense, la urbana y la del campo. Debe invertirse en cuestiones de género para evitar embarazos tempranos y no planificados”, comentó Páez.

Las organizaciones también exigieron mejor formación para los profesionales de la salud que atienden a la población LGBT.

“Las personas de este grupo no son recibidas en los centros de salud”, cuestionaron.

Blásida Cardozo, del Bañado Sur, expresó que es la primera vez que escucharon al ministro de la Juventud, Felipe Salomón, presente en el evento. Enviaron numerosas cartas y pedidos de encuentro para charlar sobre las necesidades del sector.

“Necesitamos compromiso real y acción para que se invierta en la juventud que está en lo más recóndito del país, no solo firmas de papeles”, apuntó.

El ministro Salomón declaró de interés la iniciativa regional 165 millones de razones para invertir en adolescencia y juventud.

Dejá tu comentario