Política

Ejecutivo veta en su totalidad ampliación de USD 50 millones para el TSJE

El presidente de la República, Fernando Lugo, vetó en su totalidad dos pedidos de ampliación presupuestaria de alrededor de USD 50 millones para contratar a más operadores políticos en el TSJE.

El jefe de Estado había alegado que "no hay plata" para otorgar dichas ampliaciones presupuestarias que ascienden a unos G. 215.000 millones, en una conversación breve que mantuvo con la prensa ayer martes al retirarse del Palacio de López.

Se trata de dos millonarios montos. Del total, G. 65.000 millones iban a ser destinados para la instalación de oficinas de inscripción en el extranjero y G. 150.000 millones para anotaciones en el país.

En ese sentido, através del decreto N° 8.855 Lugo rechazó el primer pedido de ampliación para el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) y mediante el decreto N° 8.856, objetó totalmente el segundo proyecto de ley de ampliación presupuestaria.

Con votos de parlamentarios luguistas, pese a la recomendación del Ministerio de Hacienda de evitar el despilfarro de la millonaria suma, el aumento para la Justicia Electotal fue aprobado por el Senado en la sesión del pasado 26 de abril.

Los documentos vuelven a ser remitidos al Congreso Nacional para su estudio y pronunciamiento sobre las objeciones realizadas a tenor de lo que prescribe el artículo 209 y concordantes de la Constitución Nacional, según informó la Presidencia de la República en su sitio web.

El Ejecutivo alega que la ampliación en cuestión carece de sustentos técnicos que avalen la posibilidad de contar con ingresos adicionales que permitan a Hacienda asignar recursos, salvo caso sea en detrimento de otros gastos (educación, salud, obras públicas, agricultura, etc.), aprobados en sus respectivos presupuestos vigentes y asignados conforme a prioridades del plan financiero institucional enmarcados dentro del Programa del Gobierno.

Además argumenta -siempre según el decreto- que la actual coyuntura económica -diferente a la proyectada en el momento de la elaboración del proyecto de Presupuesto 2012, a consecuencia de factores climáticos desfavorables y el brote de la fiebre aftosa detectada a finales del año 2011- tienen un impacto sobre los ingresos impositivos, estimándose para el cierre del presente año un crecimiento del 5.6% con respecto al año pasado.

Dejá tu comentario