Economía

Ejecutivo no vetará el PGN 2019 y garantiza el pago de aguinaldos

 

El ministro de Hacienda, Benigno López, afirmó ayer que no será vetado el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2019 sancionado por el Congreso, desmintiendo así las versiones sobre una supuesta objeción parcial que estaba siendo analizada en el seno del Equipo Económico Nacional (EEN), debido a la amenaza de huelga de varios sindicatos en reclamo del recorte al seguro médico.

El titular del Fisco, quien preside el EEN, remarcó que el plan de gastos aprobado no disgusta al Gobierno, ya que se respetó el déficit y la estimación de ingresos, por lo que la rigidez será administrada mediante el plan financiero u otro mecanismo, como el plan de caja.

“El veto es traumático, lo hemos vivido ya en el pasado y es la última opción. Cuando ya no podemos resolver los problemas dentro de las atribuciones que tiene el presidente de la República se pensará en eso”, expresó López.

Remuneraciones. Tras la amenaza de una huelga general, hecha por sindicatos de funcionarios de la institución, por el recorte al seguro médico en 2019, situación que paralizaría los pagos de aguinaldos y salarios, el ministro garantizó que estas remuneraciones serán abonadas.

Si bien dijo que la prestación de salud es una cuestión que hay que resolver, señaló que a su criterio la situación no es tan dramática. El Congreso topeó en G. 1.000.000 la contratación del seguro por funcionario, monto que hasta este año es de G. 1.500.000.

“Aunque sea yo mismo voy a estar pagando los aguinaldos y salarios. No vamos a permitir (que funcionarios eviten los pagos)”, aseguró.

Límites. Hacienda continúa con el estudio de los números finales del PGN sancionado por el Congreso, especialmente los movimientos internos entre instituciones.

De acuerdo con el titular del Fisco, una vez que determinen el impacto de las reasignaciones definirán los topes que serán aplicados y los programas que se verán limitados a través del plan financiero, a fin de evitar un eventual desfinanciamiento.

El plan de gastos aprobado alcanza los G. 80,07 billones (USD 13.595 millones), lo que si bien es menos que lo solicitado por el Ejecutivo, significa un aumento en la rigidez del mismo, teniendo en cuenta los reajustes salariales otorgados a docentes, jueces y fiscales, entre otros.

Dejá tu comentario