Nacionales

Educación integral de la sexualidad, lo que exige un grupo de secundarios

Integrantes de la organización Somos Pytyvõhára hablaron sobre la situación de la educación integral de la sexualidad dentro de los colegios y afirmaron que existe un déficit en educación sexual. Un grupo de estudiantes se manifestó el lunes pasado frente a la sede del Ministerio de Educación.

Alejandra Amarilla, miembro de la organización Somos Pytyvõhára, explicó los objetivos de la campaña denominada Es hora de gritar por la educación integral de la sexualidad. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes) y también de la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy).

Las jóvenes comentaron que la organización se encuentra trabajando desde hace más de un año, a través de una escuela itinerante, realizando charlas en escuelas y plazas.

“Sabemos de la situación actual de los colegios, que son los partos de niñas, son dos niñas pariendo por día”, mencionó Alejandra a NoticiasPy.

Agregó que otra situación preocupante es el aumento del contagio de VIH, así como la situación del acoso y de la violencia contra la mujer.

Además, criticaron el estado de la educación sexual en los colegios y la calificaron como de mala información.

Nota relacionada: Estudiantes se movilizan a favor de la educación sexual integral

Por su parte, Karina Gill de Fenaes, dijo que “hasta ahora los libros de educación sexual, de salud hablan de las infecciones de transmisión sexual (ITS) como una enfermedad, siendo que es una infección. También de los anticonceptivos, nos hablan solo de dos anticonceptivos, cuando en la actualidad hay más de 15, y esa es la situación que se vive en los colegios”.

Agregó que, por esa razón, la educación que reciben no condice con la realidad.

“Como secundarios, sabemos que la educación integral de la sexualidad que nos están dando no es real, no es científica, y nosotros reclamamos eso. Cada vez está aumentando el embarazo y la deserción escolar porque son niñas madres las que están dejando los colegios, es la preocupación que tenemos como secundarios”, insistió la estudiante.

A su vez, las secundarias dieron a conocer datos de una encuesta realizada por el grupo a más de 500 estudiantes secundarios. “El 80% entiende lo que es educación integral de la sexualidad. Del total, un 67% dice desconocer el uso del condón como preservativo y el 59% recurre a internet como fuente de información. Hay un déficit en la educación sexual integral”, indicó.

Entretanto, Alejandra señaló que actualmente la educación de la sexualidad en los colegios sigue enfocándose en la biología. “Se sigue trabajando desde un enfoque netamente genital, cuando en realidad no es solamente ese el enfoque que se le debería dar, porque cuando hablamos de integralidad se habla de varios aspectos: como las bases biológicas, que es el cuerpo, y también sobre lo que implican las emociones y las relaciones con los demás”, sostuvo.

Las estudiantes mencionaron que con la campaña se pretende dar visibilidad a la necesidad de una política pública de educación integral de la sexualidad, que consideran un derecho.

Esperan que se concreten las reuniones con las autoridades para solicitar la derogación de la Resolución 29664/17, que prohíbe la utilización y la difusión de materiales referentes a la "teoría de género" en instituciones educativas públicas y privadas dependientes del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Lea más en: Alumnos piden derogar resolución que prohíbe materiales de teoría de género en escuelas

Educación Integral

Alejandra Amarilla argumentó que la educación integral tiene que ver con un enfoque de una perspectiva de derechos. Afirmó que deben cumplirse los compromisos de derechos que Paraguay firmó en el Consenso de Montevideo, que habla de la garantía de los derechos sexuales y del derecho reproductivo.

"Hablamos de que tiene que ser intercultural, desde la diversidad; tiene que ser intergeneracional, tienen que comprender que una persona vivencia la sexualidad en las distintas etapas de su vida.; además de una perspectiva de género que nos permita ver las desigualdades que existe entre hombre y mujer, (para) reducir esas asimetrías", puntualizó.

Dejá tu comentario