País

Ecuador, el país que incrementó el PIB en la educación y superó a Paraguay

 

De acuerdo con estudios regionales y globales, Ecuador es uno de los países que más crecieron en el sector educativo desde 2006, cuando se encontraba igual que Paraguay hoy, en el fondo de la tabla.

Una de las fuertes apuestas de ese país para transformar su educación fue precisamente el aumento de la relación del producto interno bruto (PIB) en el sector, dice la ex ministra de Educación Gloria Vidal.

Vidal, quien lideró ese proceso de cambio, primero como viceministra para luego encabezar la cartera educativa, fue una de las disertantes del encuentro Hablemos de Educación, que se llevó a cabo en el país hasta el viernes.

En 2006, Ecuador se ubicaba en el puesto 12 de 15 países en educación de toda la región, incluso por debajo de Paraguay en ese entonces. Siete años más tarde y tras iniciar un plan de transformación educativa, Ecuador saltó tres lugares para ubicarse en el puesto 9, siendo el país que más creció con 50 puntos más en promedio en cada área.

Paraguay, en ese 2013, de acuerdo con el Tercer Estudio Regional Comparativo (Terce), elaborado por la Unesco, fue la nación que menos creció con apenas 3,8 puntos más que en el 2006. El país mejor posicionado de la región en las pruebas Pisa para el Desarrollo (Pisa D), cuyos resultados salieron la semana anterior, es precisamente Ecuador.

Una de las políticas educativas en el marco de su transformación en el sector, dice la ex ministra Gloria Vidal, fue el incremento paulatino de la inversión en el sistema educativo con respecto al producto interno bruto (PIB).

Según las estadísticas, el aumento fue alrededor del 0,5% cada año, con lo que llegaron casi a triplicar el gasto.

“La octava política es el dinero, porque podemos tener grandes deseos, pero necesitamos saber cuánto nos cuesta”, comenta.

Compara la situación con la de los países conocidos como tigres asiáticos, Singapur o Taiwán, indicando que tomaron este mismo camino.

Recuerda la recomendación de la Unesco de llegar como mínimo al 7% del PIB.

CRÍTICA. Pero Vidal sostiene igualmente que no todo pasa por el solo aumento, sino además por la calidad del gasto.

“Soy muy crítica en decir que no todo pasa por el dinero, es decir, también en que debe utilizarse bien, pero debe formar parte del abanico de políticas que tenemos que construir”, remarca.

Por otro lado, afirma que el corazón de la transformación es el docente, en tanto el ministro Eduardo Petta refiere que los educadores son una “herramienta”.

EL PASADO. Vidal indica que la gente votó –en Ecuador se hizo un referéndum para votar por la transformación educativa– por dejar las destrezas del pasado como la memorización o la repetición. “Nos enfocamos en la repetición, en la memorización o en lo rutinario, cuando en realidad lo que necesitamos es un estudiante despierto, que proponga”, manifiesta.

Indica que la memoria tiene su lugar, pero debe prepararse mejor la creatividad.

Embed

Podemos tener grandes deseos en educación, pero debemos saber cuánto nos cuesta esta transformación. Gloria Vidal, ex ministra de Ecuador.

Dejá tu comentario