Nacionales

Economía en negro mueve USD 11.652 millones en Paraguay, según estudio

Un informe menciona que la economía en negro en Paraguay mueve un total de USD 11.652 millones, lo que equivale al 38,6% del producto interno bruto.

El director ejecutivo de la asociación PRO Desarrollo Paraguay, Sebastián Acha, explicó lo que representa la economía subterránea en el país. El informe anual realizado por dicha organización apunta a que USD 11.652 millones se genera de la ilegalidad y la informalidad. Los datos corresponden al 2017.

En una entrevista con Monumental AM 1080, Acha expuso que la economía subterránea o en negro se da en dos maneras: la ilegal, la más peligrosa, está relacionada al tráfico de drogas, al tráfico de armas y de personas; mientras que la otra es la informal, en la que se encuadra el contrabando o la evasión de impuestos.

Sobre el monto que atribuyen a la economía de la informalidad e ilegalidad, aseguró que los datos son acordes a la realidad. "Cuando nosotros empezamos esto, hace seis años, la gente nos decía 'USD 11.000 millones hetaiterei (es muchísimo)', pero hasta que se le atribuyó a un solo legislador (Óscar González Daher) USD 1.300 millones, a un solo grupo económico, entonces uno empieza a decir: puede ser verdad este tema", mencionó.

Indicó que siendo optimistas y realistas, con la reducción en un 50% de las variantes de la economía en negro se recaudaría USD 650 millones.

Según Acha, con ese ingreso se pueden financiar desde rutas hasta programas de salud pública. "Con ese dinero se podrían hacer 700 kilómetros de ruta asfaltada o podemos hacer 47.000 aulas, sin endeudarnos, sin bonos, o 2.000 laboratorios de informática o podemos duplicar el presupuesto anual para salud", refirió.

Consideró que una de las manera de reducir la evasión es la transparencia. "Hay una mala calidad del gasto, el Gobierno debe comprometerse. Vamos a ajustarnos todos los cintos, este es el momento que a la Ley de Responsabilidad Fiscal le pongamos a lado una ley de austeridad fiscal", apuntó.

Asimismo, criticó que el Estado no reduce sustancialmente el gasto rígido (salarios) y que cuando debe hacer recortes deja de invertir en infraestructura.

Dejá tu comentario