Política

Duarte Frutos rechaza acusación y dice que hay resentimiento

El ex presidente Nicanor Duarte Frutos cuestionó la denuncia presentada ayer por Nelson Argaña ante la Fiscalía por ser supuestamente dueño de una fortuna mal habida, producto de su paso por la política.

“Resulta casi cómico aunque le han dado gran dimensión al anuncio. Son cuatro hojitas sin ningún instrumento de indicio y documento que podrían llevar a la sospecha ni a la materialización de una sospecha”, manifestó el ex mandatario.

Agregó que la denuncia es traída de los pelos si se toma en cuenta que se llamó incluso a testificar a un difunto que supuestamente tendría datos de sus bienes.

En el escrito, Argaña pide a la Fiscalía que llame a testificales al ex cónsul y ex comisario Domingo Arzamendia, quien falleció hace un año y medio.

Nicanor aseveró que esperaba una denuncia formal y mínimamente documentada, pero que finalmente cree que por la fragilidad de la presentación, tiene un trasfondo político. “Da pena que los que nos creemos parte de la dirigencia política tengamos que recurrir a este tipo de calumnias por simple rencor porque si el objetivo es amendrentarme, desgastarme para no continuar en nuestro proyecto político planteando este tipo de acciones, está muy equivocado. Yo he superado batallas difamatorias mucho más complicadas en el pasado”, añadió.

El ex gobernante recordó incluso que ningún miembro de su familia nunca fue parte de la administración pública. “Mis hijos no son los hijos del poder que atraparon el Estado, que ocuparon los cargos públicos y que se colgaron de su padre para alzarse de la canonjía del poder, lo cual no puede decir mi denunciante, que toda su familia vivió colgada del Estado, desde la época de Stroessner”, remarcó.

Recordó que ya en dos oportunidades anteriores fue investigado por la Justicia y no se le encontró ninguna irregularidad y “si ahora me quieren investigar por tercera vez sobre los mismos hechos me pongo a disposición, como ciudadano, para colaborar”.

Dejá tu comentario