Mundo

Dorian golpea costa este de EEUU tras devastar Bahamas

 

El huracán Dorian golpeaba ayer el sureste de Estados Unidos con fuertes vientos y una lluvia torrencial este jueves, luego de haber arrasado el Norte de las islas Bahamas, donde dejó al menos 23 muertos y miles de personas sin hogar.

Los residentes de Carolina del Norte y Carolina del Sur resistían al azote del huracán de categoría 2 a medida que aumentaban los esfuerzos internacionales por ayudar a las víctimas de Dorian en las islas bahameñas que recibieron el mayor impacto: Gran Bahama y Ábaco.

La monstruosa tormenta también desató varios tornados en el sureste estadounidense, pero no se reportaron víctimas en lo inmediato.

En la histórica ciudad de Charleston, Carolina del Sur, los fuertes vientos derribaron árboles, semáforos y postes de luz. Las calles estaban desiertas y la mayoría de los negocios tenían las ventanas tapiadas.

A las 14H00 locales (18H00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, informó que Dorian soplaba con vientos máximos sostenidos de 175 km/hora. Se ubicaba a 95 km de Myrtle Beach, en Carolina del Sur, desplazándose hacia el noreste a 13 km/hora.

RESCATE. Varias naciones se sumaron a los esfuerzos de rescate para las miles de víctimas de Dorian en las islas Ábaco y Gran Bahama, en el norte del archipiélago, mientras que en Estados Unidos los residentes de Carolina del Norte y Carolina del Sur se preparaban para una tormenta de categoría 2.

Naciones Unidas enviará pronto 8 toneladas de víveres a las islas Bahamas, devastadas por el huracán Dorian, donde unas 76.000 personas podrían necesitar ayuda, 60.000 de las cuales en forma de comida, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

“Las proyecciones realizadas justo antes del impacto del ciclón indican que más de 76.000 personas en Ábaco y Gran Bahama podrían necesitar comida o ayuda humanitaria”, informó un portavoz de la agencia especializada de la ONU, Herve Verhoosel.

El PMA cree que unas 14.500 personas precisan ayuda alimentaria en la isla de Ábaco y otras 45.700 en la de Gran Bahama.

Se trata sin embargo de cifras preliminares. El PMA espera los resultados de las evaluaciones actuales para disponer de datos más precisos.

Mientras tanto, el PMA compró ocho toneladas de comida preparada para transportarla pronto a Bahamas y distribuirla entre la población más afectada por el huracán. Unas 85 toneladas serán enviadas en los próximos tres meses.

Dejá tu comentario