País

Domingo de Ramos: Piden terminar con corrupción y defender la familia

 

La bendición de las palmas en la inconclusa obra del Metrobús y también en el cerro Ñemby, con una majestuosa escenificación fueron las principales novedades este año en el Domingo de Ramos. Las homilías se centraron en dejar de lado la corrupción, la ambición y reivindicar la familia.

“Esta ruta ha causado mucho dolor y se escucha la corrupción en esto. Queremos bendecir este lugar para que definitivamente se concluya el trabajo y sea útil para la gente”, expresó el sacerdote Lucio Arana con relación a la inconclusa obra del Metrobús, durante el encuentro religioso en la ciudad de Fernando de la Mora.

Lamentó además el caos del tránsito en la zona: “Nos duele ver a niños del colegio que tienen que esperar horas para cruzar porque se les da preferencia a los vehículos. La persona parece que ya no es importante”, acotó.

Por otro lado, en la Catedral de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela aseveró al término de su homilía: “Necesitamos que Paraguay pueda proclamarse profamilia, provida; el país no está con el aborto, con la ideología de género, con las injusticias, con la corrupción”.

Ñemby. Una suave brisa atenuaba el intenso resplandor del sol en la mañana dominguera, mientras un hombre con capas y sandalias, acompañado de un burrito, se dirigía hacia la cantera de Ñemby. En cada paso era saludado con palmas y otras hierbas. Su nombre era elogiado con cánticos de alabanzas por mujeres y hombres ataviados con túnicas y bajo la atenta mirada de soldados vestidos como los romanos.

Los flashes de cámaras se encendían sin cesar. Los presentes deseaban captar el momento místico presenciado entre las gigantescas paredes de rocas del cerro. El arte, la naturaleza y la fe se conjugaron para que la feligresía se transporte en una escena de película o en los tiempos mismos de la estadía de Jesús en la tierra. Así fue la experiencia vivida ayer en Ñemby durante la misa campal con la escenificación de la entrada del Mesías a Jerusalén.

En el evento estuvieron la Orquesta de Cámara de Ñemby, integrante de la red Sonidos de la Tierra, y la Asociación de Jinetes del Paraguay.

Las actividades con escenificación y cantos de estacioneros volverán a repetirse en el lugar el Jueves Santo a las 21.00 y el Viernes Santo a las 18.00. Los coordinadores del evento señalaron que plantean posicionar al lugar como un potencial destino turístico en los días santos.

Dejá tu comentario