País

Docente sugiere distinguir entre bachilleratos técnicos

 

El interés genuino, una motivación profunda por capacitarse y ejercer la profesión como técnico. Este debería ser uno de los requisitos para acceder a la educación técnica, según el punto de vista del profesor Melquiades Alonso. Y si el joven tiene experiencia previa, mejor aún, agregó.

“Hay que hacer una distin-ción entre los bachilleratos técnicos propiamente (electricidad, mecánica, construcciones, química, etc.) y otros que apuntan a la profesionalización en áreas de servicios como administración de negocios, a los que también se denomina técnicos”, señala el educador.

Menciona que no se debe buscar seguir un curso técnico solo para tener una mejor formación para luego optar por una carrera universitaria. De este modo se saca la posibilidad de que se forme alguien que realmente quiere incorporarse como técnico. Expresó, además, que penosamente no basta con tener un puntaje o promedio alto en los exámenes de ingreso. Esto representa una ventaja para quien puede pagar los cursillos de ingreso.

Recordó que en el gobierno de Fernando Lugo el requisito del cursillo fue suprimido y se tomaba un test vocacional. Asimismo, que la educación técnica tiene dos planos, el personal y el social, y que no puede ceñirse a lo personal. Insistió en que debe distinguirse entre bachiller técnico y profesional.

Dejá tu comentario