Arte y Espectáculos

Disney cierra la compra de 21st Century Fox por USD 71.300 millones

Disney cerró la compra de 21st Century Fox, la división de entretenimiento de Fox, por USD 71.300 millones, tras haber recibido en las últimas semanas luz verde de los reguladores de varios países.

De la operación nace un gigante del entretenimiento de un tamaño nunca visto hasta la fecha, que englobará bajo su paraguas, entre otros contenidos, a Star Wars, Marvel, Pixar, The Simpsons y Avatar.

La adquisición y los contenidos que implica allana el camino para el lanzamiento previsto este 2019 del servicio de suscripción de Disney, Disney+, con el que pretende competir con Netflix, el líder del sector.

Disney toma el control, entre otros, del estudio 20th Century Fox, que fue una de las majors de Hollywood, los canales FX y National Geographic o el 30% del servicio de suscripción Hulu, con lo que alcanzará el 60% de la plataforma.

"La combinación de la riqueza de contenido creativo y talento comprobado de Disney y 21st Century Fox crea a la compañía de entretenimiento global preeminente, bien posicionada para liderar en una era increíblemente dinámica y transformadora", dijo en un comunicado el consejero delegado de Disney, Bob Iger.

Nota relacionada: Accionistas aprueban compra de negocios de Fox por parte de Disney

La compañía de Iger ha prometido a los accionistas un ahorro de USD 2.000 millones hasta 2021, lo que provocará un despido masivo que, según algunas estimaciones, afectará a 4.000 trabajadores. Con la adquisición, Disney absorbe 15.400 trabajadores de 21st Century Fox.

Pese a la venta de la división de entretenimiento, el hasta ahora propietario del imperio Fox, el magnate Rupert Murdoch, mantendrá la propiedad de Fox News y de Fox Sports 1 (FS1), agrupados bajo Fox Corporation, enfocada en noticias y deportes.

A finales de 2017 Disney ofertó USD 52.400 millones por la operación cerrada hoy, pero una propuesta de Comcast a Fox por USD 65.000 millones obligó a la compañía a elevar la oferta hasta los USD 71.300 millones, lo que equivale a USD 38 por acción.

Las condiciones de la operación permiten a los accionistas de 21st Century Fox elegir entre recibir USD 51,57 en efectivo por sus títulos o cambiarlos por 0,45 acciones del nuevo conglomerado Disney.

Disney ya era el gran dominador de Hollywood antes de la compra, gracias a exitosas marcas como Lucasfilm, Pixar o Marvel.

Según los datos del portal especializado Box Office Mojo, tres de las cinco películas más taquilleras del año pasado en todo el mundo pertenecieron al grupo de Mickey Mouse.

Avengers: Infinity War fue la número uno con USD 2.048 millones, Black Panther se colgó la medalla de plata con USD 1.347 millones, e Incredibles 2 se situó en cuarto lugar con USD 1.243 millones.

Disney también ha empezado 2019 con fuerza, ya que Captain Marvel, que apenas lleva dos semanas en la gran pantalla, encabeza la lista de cintas más taquilleras en todo el mundo con USD 779 millones.

Solo a lo largo de 2019, Disney tiene previsto lanzamientos muy destacados como las nuevas versiones de Dumbo, Aladdin y The Lion King, la cuarta entrega de Toy Story y, por encima de todo, dos películas que prometen romper récords de taquilla: Avengers: Endgame de Marvel y el episodio IX de Star Wars.

El liderazgo de Disney en el cine podría reforzarse gracias a la compra de la parcela de cine de Fox, que incluye los derechos sobre los personajes de cómic de X-Men y Deadpool.

Fox también tiene en su poder a Avatar, la película más taquillera de todos los tiempos con USD 2.788 millones y de la que su director James Cameron prepara al menos cuatro secuelas.

En cuanto a la pequeña pantalla, Fox cuenta con una de las mejores colecciones de series de Estados Unidos con The Simpsons como incuestionable punta de lanza.

La parte de Fox dedicada a la televisión, que además incluye los potentes canales FX o National Geographic, también es la responsable de otras series como Modern Family, Family Guy, This is Us, American Horror Story, The X-Files o The Americans.

Todas estas producciones en la pequeña y la gran pantalla, unidas al catálogo familiar y animado de Disney, podrían ser una baza clave del grupo para atraer al público en su inminente batalla frente a líderes del streaming como Netflix.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario