Política

Disminuye espacio para discapacitados en el Estado

La directora de la Fundación Saraki, María José Cabezudo, dedicada a la lucha por los derechos de las personas con discapacidad, manifestó su rechazo respecto al uso excesivo de elementos discriminativos en todos los llamados a concurso público de oposición, como el caso de la exigencia constante de capacidades como “permanecer agachado o arrodillado”, y la realización de unos pocos llamados exclusivos para personas con cierto tipo de discapacidad.

La misma explicó que el método que se utilizó como fondo para la evaluación en base a necesidades del puesto basado en las dificultades que pueda tener una persona para ejecutar es el llamado Estrella.

Sin embargo, expresó que evidentemente hay un mal uso de dicha herramienta, porque es solo un ejemplo y no para aplicar a todos los llamados, y que es la Secretaría de la Función Pública la responsable de dichos pliegos tras una capacitación realizada en el 2009-2010.

“Hay una cuestión que hace rato venimos reclamando, llamados a concurso que dicen discapacidad física leve, personas de baja visión, discapacidad intelectual leve. Cuando se hizo esta ley, el objetivo era trabajar con la población más vulnerable y, sin embargo, vemos que discapacidad intelectual casi no entra, el porcentaje, en vez de aumentar, va disminuyendo; cada vez hay menos porque tienen requerimentos mayores de adecuación y no de capacidad; usuarios en silla de ruedas tampoco, aclaran que no tienen que usar para entrar porque sus edificios no están adecuados”, expresó.

Dijo que cuando se reglamentó la ley en el 2009, previeron llamados específicos para los casos más vulnerables, pero luego eso se volvió común en las instituciones, usando finalmente la herramienta para discriminar.

Dejá tu comentario