Mundo

Diseñan en Argentina mapa para localizar y tratar el mal de Chagas

Expertos en Argentina comenzaron a diseñar un mapa para localizar las regiones del país en las que haya personas infectadas con el mal de Chagas y así distribuir mejor los recursos con los que combatir esta enfermedad, que ya afecta a alrededor de un millón y medio de ciudadanos.

El equipo de trabajo obtendrá la información sobre los afectados a través de centros sanitarios y tras analizar los flujos de telecomunicaciones, que mostrarán de manera anónima por dónde se mueven los habitantes de las zonas endémicas y aquellas personas que hayan visitado esas áreas.

"Históricamente el Chagas tiene un área de origen que tiene que ver con el vector, que está en el centro y el norte, pero por fenómenos migratorios hoy tenemos a personas afectadas por el mal de Chagas en todo el país", explicó hoy a Efe Marcelo Abril, director ejecutivo de Mundo Sano, una de las entidades impulsoras.

En colaboración con la Fundación Bunge y Born y con Grandata, pretenden publicar las cifras antes de que finalice 2018 y las conclusiones a comienzos de 2019.

El mal de Chagas es provocado por el parásito "Tripanosoma Cruzi" y se propaga por la picadura de los insectos redúvidos, o triatominos (chinches o vinchucas), hasta el punto de haberse convertido en uno de los mayores problemas de salud en Suramérica.

"Es importante porque, sabiendo dónde hay personas afectadas por el Chagas, se puede poner a disposición de las autoridades sanitarias", expuso Abril.

Esta infección es transmisible de madres a hijos si la mujer tiene la enfermedad durante del embarazo.

Desde Mundo Sano calculan que en Argentina 1.300 niños la han heredado de su progenitora.

La enfermedad puede ser crónica pero tratada antes de que se muestren los síntomas -que van de cardiopatías a trastornos en el tracto digestivo que pueden acabar en la muerte- puede ser eliminada.

Para prevenir sus efectos existe una ley que obliga a realizar el examen sanitario a los menores y, una vez detectada la infección, el tratamiento es gratuito para cualquier edad.

Sin embargo, no todo el mundo es consciente de la importancia de cumplir con los exámenes sanitarios cuando precisamente es más fácil combatir la enfermedad cuando el paciente es joven, lamentó Abril.

"Es un objetivo que se puede cumplir y alcanzar si todos colaboramos", aseguró, tras lo que añadió que el tratamiento no lleva más de 2 meses.

El mapa "será interactivo para que sea fácil de leer" por cualquier persona que quiera acceder a los datos, explicó a Efe Antonio Vázquez Brust, líder del proyecto.

Su equipo, compuesto por sociólogos, politólogos, médicos y urbanistas, entre otros, publicará los códigos y fuentes de datos respetando la privacidad de los usuarios que hayan analizado para la muestra para aquellos que quieran información más específica.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario