Directora de la Contraloría recibió millonario viático sin hacer viaje

En noviembre del 2017, Lizza Benavente viajó a Madrid, España, en compañía de su jefe, el contralor general Enrique García, para un evento que duró cuatro días, pero los mismos recibieron viático por 10 días.

A nadie escapa que existen funcionarios privilegiados en las instituciones públicas, que reciben millonarios salarios, viáticos y otros beneficios sin realizar trabajos específicos y la Contraloría General de la República no escapa de ello.

En ese sentido, Lizza Benavente, directora general de Control de Organismos Departamentales y Municipales de la Contraloría, es una de las privilegiadas.

La alta funcionaria, de acuerdo con los datos que figuran en la página web del órgano contralor, recibió más de G. 17 millones en el mes de octubre.

Sin embargo, y también según los datos de la página, la funcionaria no realizó ningún viaje para justificar el usufructo de dicha suma de dinero.

Posteriormente, en el mes de noviembre, Benavente recibió nuevamente la suma de G. 17.280.065.

En esa oportunidad recibió el monto para participar junto al contralor, Enrique García, del XXII Congreso Internacional del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD) sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública, que se realizó en la ciudad de Madrid, España.

El evento duró cuatro días; sin embargo, el titular de la Contraloría y la citada funcionaria estuvieron diez días en la ciudad española usando presupuesto de la institución.

García se benefició con más de G. 21 millones en viáticos para participar del Congreso.

Solamente en dos meses, la funcionaria percibió G. 34.560.130 solo en viáticos.

Viático es el monto de dinero que se concede a los funcionarios y empleados públicos, para atender los gastos personales que les ocasione el desempeño de una comisión oficial de servicios en lugares alejados de su asiento ordinario de trabajo.

También por ley está establecido que todos los funcionarios deben realizar una rendición de cuentas sobre los gastos y devolver el dinero si es que no se utilizó todo lo otorgado.

Vertiginoso ASCENSO. Benavente ingresó como funcionaria de la Contraloría en julio del 2017, con un sueldo de G. 5.200.000, más una diferencia salarial de G. 4.950.000.

Para julio, ese monto ya empezó a ascender y la diferencia salarial aumentó a G. 5.700.000.

Para setiembre, a los G. 10.900.000 que recibía en total, se sumaron G. 1.560.000 por responsabilidad en el cargo.

Para octubre, las sumas iban creciendo aún más, su responsabilidad en el cargo trepó a G. 3.874.800 y empezó a percibir poco más de G. 2.000.000 por gastos de representación.

Otro viático. Es en ese mismo mes que recibió el millonario viático de G. 17.280.065 que no justificó.

Es así que en solo seis meses como funcionaria de la Contraloría, Lizza Benavente ya percibió más de G. 119 millones.

En la página web de la Contraloría ya no aparece la planilla de viáticos otorgados en el 2017.

Desde la Redacción de Última Hora intentamos comunicarnos tanto con el contralor García, como con la funcionaria en cuestión, pero los mismos no respondieron a las llamadas, ni a los mensajes.


LAS CIFRAS
34.560.000 guaraníes en viáticos recibió la funcionaria Lizza Benavente en solo dos meses en la Contraloría General.
10.900.000 guaraníes recibió en el primer mes entre sueldo y diferencia salarial la funcionaria nombrada como directora.
16.790.800 de guaraníes es la suma a la que trepó el salario de Benavente a solo cuatro meses de su nombramiento.


Dejá tu comentario