Política

Directora fue nombrada antes de que termine su contrato como asesora

Mary Martínez es una de las funcionarias privilegiadas de la Contraloría General. Salió de vacaciones a los 2 meses de su nombramiento y fue nombrada antes de finalizar su contrato como asesora externa.

En junio del 2017, la Contraloría General de la República, a cargo de Enrique García, adjudicó a la firma Contadores y Asesores Económicos (CAE), la consultoría para la elaboración del Manual de Funciones y Procedimientos del Gabinete del órgano contralor.

El contrato duró hasta el 25 de noviembre del mismo año y la encargada de realizar dicho trabajo fue Norma María Mary Martínez Irigoitia, por la suma de G. 108.460.000.

La adjudicación se realizó por la vía de la excepción (contratación directa), sin llamado a licitación pública.

El documento expresa que el contralor general tiene plenas potestades legítimamente reconocidas para atender los asuntos puestos a su consideración, hallándose consiguientemente facultado a dictar una resolución por la cual se adjudica a la firma mencionada la contratación.

Coincidentemente, tres días antes de que venza el contrato, el 22 de noviembre, el contralor García nombra a Mary Martínez como funcionaria permanente de la Contraloría, con la aclaración en la resolución de nombramiento que su antigüedad es a partir del 27 de noviembre de 2017. La mujer fue designada como directora general del Gabinete del contralor general con un salario que supera los G. 16 millones.

VACACIONES. El nombre de Mary Martínez resaltó de entre los funcionarios de la Contraloría, debido a que es una de las privilegiadas del contralor Enrique García.

Además de su jugoso salario y conseguir ser nombrada sin ningún concurso –como debieron hacerlo otros estatales–, Martínez Irigoitia, en apenas dos meses de su nombramiento como funcionaria, ya está disfrutando de unas vacaciones pagadas, contraviniendo la propia reglamentación de la Contraloría con respecto al usufructo de las vacaciones.

En uno de los artículos se establece que las vacaciones corresponden a 30 días corridos para los funcionarios que registran una antigüedad mínima de uno a 10 años, cumplidos hasta el 31 de diciembre de 2017.

Los funcionarios del ente contralor manifestaron que Martínez, al elaborar el manual, creó también su cargo, ya que anteriormente no existía el puesto que ahora ella ocupa.

Indicaron que son constantes las denuncias de los funcionarios, debido al maltrato que sufren por parte de la alta funcionaria.

CANDIDATA. En el 2012, la directora del Gabinete fue candidata a diputada por Central por el partido Unace, pero no consiguió la banca, ya que estaba como número tres y el oviedismo solo logró dos bancas en aquella oportunidad en el citado departamento.

Actualmente, Martínez forma parte de la lista de candidatos para el Senado por la concertación Avancemos País, encabezada por el senador Adolfo Ferreiro.

Cabe recordar que el sector de Ferreiro pactó con la bancada oficialista en la Cámara de Diputados para nombrar como contralor a Enrique García, por lo que según manifestación de los funcionarios, el senador tiene mucha injerencia en la institución.

Embed
Adjudicada. Documento firmado por Martínez como asesora externa.

Embed
Nombrada. Dos días después de terminar su contrato inició su antigüedad.



Dejá tu comentario