Economía

Diputados aprueba reforma fiscal, pero baja tasas al tabaco y bebidas

La aplanadora abdocartollanista dio luz verde ayer al proyecto de reforma tributaria en la Cámara Baja, aunque se acordó realizar cambios en el selectivo al consumo. Documento vuelve al Senado.

La Cámara de Diputados, con una sobrada mayoría producto del pacto abdocartollanista, aprobó ayer en general el proyecto de reforma tributaria presentado por el Ejecutivo. No obstante, los legisladores realizaron un cambio en el impuesto selectivo al consumo (ISC), por lo que el proyecto de ley vuelve al Senado para el tratamiento exclusivo de ese punto, ya que al no haber objeciones de la instancia revisora los demás no pueden ser reestudiados.

Con esto, quedaron firmes ya la creación del impuesto a los dividendos y utilidades (IDU), con tasas del 8 y 15%; la unificación del Iracis con el Iragro en el impuesto a la renta empresarial (IRE), con una tasa del 10%; y la separación de rentas para liquidar el impuesto a la renta personal (IRP), con tasas progresivas del 8 al 10%. Además, quedaron aprobadas la creación del impuesto a la renta para no residentes (IRNR) con un arancel del 15% y la eliminación de las devoluciones del impuesto al valor agregado (IVA) a las agroexportadoras.

Durante la sesión de la Cámara Baja estuvieron presentes el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, y autoridades del Ministerio de Hacienda. Los mismos se encargaron en todo momento de aclarar los cuestionamientos al proyecto y reunir los votos para rechazar los intentos de modificaciones que buscó el sector opositor.

En ese sentido, al no conseguir el rechazo de la reforma, la bancada de Patria Querida y un sector del PLRA intentaron unificar el pago del IRP, incluir la devolución del IVA a las agroindustrias, reducir los pagos del régimen simplificado para pequeñas empresas (Resimple) y subir los aranceles para el tabaco. Sin embargo, no obtuvieron la mayoría necesaria.

REDUCCIÓN. El único cambio acordado por la mayoría oficialista, cartista y llanista fue disminuir las tasas máximas del ISC aprobadas en Senado para el tabaco y las bebidas azucaradas y alcohólicas. La bancada oficialista se vio obligada a ceder en estos puntos para conseguir el acompañamiento del sector cartista en los demás puntos criticados.

Las reducciones son, en promedio, del 10% con relación a la versión de la Cámara Alta y fueron introducidas al pleno mediante el dictamen de la Comisión de Presupuesto, cuyo vocero fue el parlamentario Arnaldo Samaniego.

Con este panorama, la tasa máxima para el tabaco bajó del 27% al 24%; la de las cervezas pasó del 11% al 10%; el whisky, del 13% al 12%, y las gaseosas, del 6% al 5%, entre otros. Asimismo, se acordó eliminar los gravámenes para las aeronaves y embarcaciones (ver la infografía).

El diputado Édgar Acosta criticó la decisión de sus colegas. Señaló que organismos internacionales aconsejaron aumentar las tasas, principalmente al tabaco, para desincentivar el consumo y contar con más fondos de modo a hacer frente a las enfermedades pulmonares. Propuso subir la tasa máxima al 30%, pero esta moción fue rechazada.

El legislador Sebastián Villarejo, por su parte, hizo énfasis en la contradicción del bloque abdocartollanista. Recordó que sus integrantes rechazaron bajar los aranceles para pequeños comerciantes y emprendedores incluidos en el Resimple, pero disminuyeron las tasas para grandes compañías que venden cigarrillos y bebidas alcohólicas.

Dejá tu comentario