Nacionales

Diputado Ulises Quintana va a la cárcel militar de Viñas Cué

El juez Rubén Ayala Brun decretó para el diputado Ulises Quintana su prisión preventiva en la cárcel militar de Viñas Cué. El parlamentario fue imputado por estar vinculado con el supuesto narcotraficante Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho.

Tras escuchar los argumentos de la defensa y del fiscal Isaac Ferreira, el juez Penal de Garantías Rubén Ayala Brun dispuso que el diputado colorado Ulises Quintana guarde reclusión en la cárcel militar de Viñas Cué.

El magistrado explicó que la decisión de que el diputado guarde reclusión preventiva en la dependencia militar obedece a que Tacumbú está sobrepoblado y en Emboscada no hay garantías suficientes para el legislador.

“Tacumbú está cerrado y en Emboscada no existen las condiciones ni garantías para que esté en este reclusorio. En la imposición de medidas solo se tiene en cuenta el peligro de fuga o posible obstrucción. El peligro de fuga está a simple vista en la calificación”, argumentó.

El propio parlamentario condicionó que la audiencia de imposición de medidas se realice de forma pública en la sala de juicio oral del Palacio de Justicia de Asunción. Alrededor de las 8.15, el legislador llegó hasta la sede judicial en compañía de su abogado Álvaro Arias.

Quintana fue imputado por la fiscala Lorena Ledesma por los supuestos hechos punibles de tráfico de drogas en carácter de cómplice, tráfico de influencias, asociación criminal, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Arias manifestó, en su carácter de defensa, que la Fiscalía imputó al parlamentario por supuestos hechos punibles que carecen de lógica y congruencia, por lo que pidió que se excluyan las acciones penalizadas.

El abogado cuestionó que la imputación por enriquecimiento ilícito no corresponde, debido a que Quintana presentó su declaración jurada de bienes y no cometió tal hecho.

En cuanto al narcotráfico, el representante legal argumentó que no se puede constatar más allá de los audios, que el parlamentario haya tenido injerencia en ese tipo de actos.

"Nosotros creemos que no es necesario imponerle la prisión preventiva al diputado Ulises Quintana, porque solo existe una sospecha. La Fiscalía expresa en su acta de imputación el verbo habría, pero lo claro es que no hay ninguna evidencia, sino una especulación. Honestamente, no tiene ningún tipo de lógica, ni sentido”, dijo el representante legal ante el juez.

Lea más: Diputado Ulises Quintana se presenta ante la Justicia

La defensa apeló a medidas sustitutivas a la prisión preventiva, entre ellas la prohibición de salir del país o firmar un libro mensual. Además, ofreció una fianza de dos inmuebles valorados en G. 466 millones, los cuales están ubicados en el Departamento de Alto Paraná.

Entérate más: Defensa de Ulises Quintana pide medidas alternativas a la prisión

Por su parte, el diputado Ulises Quintana manifestó en su audiencia que es un ciudadano honesto y calificó como una persecución política la investigación que la Fiscalía lleva adelante en su contra. También cuestionó que el Ministerio Público lo quiere perjudicar.

Detalles de la imputación

El fiscal Isaac Ferreira realizó una lectura general de los hechos que vinculan al diputado Ulises Quintana con el supuesto narco Reinaldo Cabaña, tales como el apoyo financiero que habría recibido durante la campaña electoral, la utilización de la camioneta y las conversaciones mantenidas entre ambos.

La Fiscalía alude que el rol principal del legislador dentro de la organización delictiva fue la de impedir que las autoridades de seguridad intervengan en las actividades ilícitas.

El representante del Ministerio Público hizo referencia a seis llamadas interceptadas judicialmente en las que Quintana habría influido, en su condición de diputado, en la liberación de Diego Medina Otazú, secretario del presunto narco.

El mismo había sido retenido por efectivos policiales en una barrera montada por agentes de la Comisaría de Nueva Londres, Departamento de Caaguazú. El hombre tenía en su poder USD 190.000, cuando se dirigía a Asunción.

Según el relato de Ferreira, en la comunicación, Quintana había consultado a Cucho si el dinero estaba limpio o se debía maquillar. Dejando al descubierto que estaba al tanto de las actividades ilícitas del empresario.

Mediante el aporte de Quintana dentro de la organización para la liberación de esa alta suma de dinero, Cucho habría adquirido 53 kilos de cocaína para remesar a Brasil, específicamente en la localidad de Santa Teresiña. La carga habría sido incautada a las 48 horas de haber sido adquirida.

Quintana contaba con una orden de captura pendiente desde el 13 de septiembre por su supuesto vínculo con Cucho Cabaña, lo que le valió una imputación por varias causas.

Nota relacionada: Fiscalía imputa al diputado Ulises Quintana y pide su desafuero

Por el caso, Quintana fue desaforado en la Cámara de Diputados y la Físcalía dictó una orden de captura en su contra; sin embargo, permaneció desaparecido hasta la fecha indicada para su audiencia preliminar.

El parlamentario había reconocido haber recibido apoyo logístico de Cucho durante su campaña electoral. No obstante, aseguró desconocer las actividades ilícitas del empresario.

Dejá tu comentario