Economía

Devaluación argentina no dinamiza las importaciones

 

El abaratamiento de los productos argentinos, que coinciden con la devaluación de la moneda de este país, no resulta en un mayor dinamismo de las importaciones registradas al menos hasta el mes pasado. Los precios de los productos importados de Argentina se redujeron en 12,1% de enero a agosto de 2019, respecto al mismo periodo del 2018 (ver infografía). Sin embargo, los volúmenes de importación en los primeros ocho meses del año retrocedieron 6,2% y en términos de valores, cayeron 17,6%, según cálculos del Banco Central del Paraguay (BCP).

La alta inflación que sufre el mercado argentino, con niveles que rondan el 50%, contrarrestan los efectos de la devaluación del peso en el precio de sus productos. El futuro de los indicadores macroeconómicos del vecino país dependerá en gran medida de los resultados de las elecciones presidenciales de octubre próximo, dicen analistas.

Tras la ventaja que demostró la dupla Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner en las primarias de agosto pasado, frente al actual presidente Mauricio Macri, los mercados reaccionaron con un desplome de acciones argentinas en Wall Street y de la bolsa de Buenos Aires, que repercutieron en una depreciación de alrededor de 20% del peso argentino.

Miguel Mora, economista jefe del BCP, recordó que estos eventos generaron una competitividad transitoria de Argentina, que es difícil de sostener debido a los elevados índices de inflación. “Como socio comercial, a todos nos conviene que tanto a Brasil como a Argentina les vaya bien, y eso vaya de la mano con el aumento de nuestras exportaciones a esos países”, recalcó.

Combustibles y lubricantes, alimentos, hierro, químicos y farmacéuticos, bebidas y tabaco, papel y cartón, transporte y accesorios fueron los rubros más importados desde el país vecino. En total, de este mercado provino el 10% de las importaciones registradas de enero a agosto de 2019.


Más ingreso de productos chinos
China se posicionó como el principal origen de importaciones en el país, al cierre de agosto pasado, con envíos que aumentaron 12,6% respecto al mismo periodo del 2018. El rubro más importado desde el gigante asiático fueron los teléfonos celulares, por USD 757,5 millones, monto que triplicó al registrado el año pasado. Brasil se ubicó como el segundo origen más importante, pero con una caída de 16,1%, según el BCP. Las importaciones para el régimen de turismo se incrementaron 30,9%, en línea con la suba de 28,6% de las reexportaciones, pero esta situación se relaciona también con los ajustes de registros vigentes desde el año pasado y no representa un dinamismo genuino del sector, en su totalidad, explicó Miguel Mora.

Dejá tu comentario