Política

Desvinculados se manifiestan en predio de la Municipalidad de CDE

Los 95 funcionarios a quienes no se les renovó su contrato niegan ser planilleros y se movilizaron exigiendo ser repuestos en sus cargos. Piden a la interventora la reconsideración de sus casos.

Acusados de ser planilleros y desconocidos hasta por sus propios jefes de área, un grupo de empleados desvinculadas –una parte la semana pasada y la otra ayer–, que suman en total 95, se movilizaron en el predio de la Municipalidad de Ciudad del Este.

Niegan ser planilleros, aunque trabajan en política, pero “fuera del horario laboral”, según afirman. La manifestación se inició a las 7.00 y se extendió hasta las 9.00.

Representantes del Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad (Sitramcde) remitieron una nota a la interventora Carolina Llanes expresando su preocupación por las desvinculaciones.

“Nos preocupa el hecho de que los informes publicados por los distintos medios dan a entender que estas personas estaban en calidad de planilleros, siendo tildados además de hurreros, lo cual inclusive afecta la honorabilidad de estos compañeros. Que nos consta efectivamente son personas trabajadoras y cumplen con sus labores dentro de la institución municipal y, por lo menos, merecen el mínimo de respeto por parte del equipo interventor”, refiere parte de la nota.

“Lamentamos estos hechos, habiendo acordado en principio entre las partes, para mejor ejecución de los trabajos que competen a las partes, el sindicato ha demostrado en estos 30 días el apoyo a la gestión de la interventora, pues no se ha producido incidente a la fecha”, añade.

RECONSIDERACIÓN. Antonio Fernández, secretario general del Sitramcde, señaló que ayer se reunieron con representantes de la intervención y llegaron a un acuerdo para que los afectados presenten una nota de reconsideración y se estudie caso por caso.

Señaló que como se trata de un pedido personal, hasta ayer a la siesta ya tenía el pedido de la mitad de los desvinculados y hoy se estaría completando, para luego iniciar el trabajo de verificación en el Departamento de Recursos Humanos.

“Vamos a defender el derecho de los compañeros que se acercan y si existen eventualmente casos de planillerismo, nosotros mismos vamos a denunciar. En eso somos muy claros, no estamos para defender algo que está mal. Por eso vamos a verificar los cartones de asistencia y todo lo que tenga que ver con los registros de trabajo”, refirió.

Cabe recordar que los contratos de los afectados no fueron renovados tras informes elevados por los jefes de las diferentes áreas municipales, quienes mencionaron que no cumplen funciones dentro de la institución o que directamente no los conocen.

Del total, unos 10 renunciaron por motivos desconocidos y otros están enfermos y no pueden acudir a su puesto de trabajo.

La interventora informó la semana pasada sobre la depuración de la nómina de contratados para poder renovar los contratos que vencían el 31 de diciembre pasado.

Habló de la realización de un censo de funcionarios para determinar la cantidad y en qué área prestaban servicios, además de la solicitud de informe por escrito a los diferentes directores o jefes de áreas.

La Comuna de Ciudad del Este tiene 280 trabajadores permanentes y tenía 1.684 funcionarios con contratos de tres meses.

La interventora ratificó su decisión de desvincular a los que no tienen funciones.

“La estabilidad laboral se adquiere trabajando lícita y regularmente por el tiempo requerido en la ley. La licitud no otorga derechos laborales”, escribió Llanes el lunes en su cuenta de Facebook.

De esta forma respondió al abogado Bernardo Villalba, quien le acusó a la interventora de extralimitarse en sus funciones.

Dejá tu comentario