Interior

Destino Yguazú suma otro atractivo turístico de valor natural y cultural

Wilson Ferreira

YGUAZÚ

En medio de la rica vegetación, remanente del Bosque Atlántico del Alto Paraná, ayer se inauguró oficialmente el edificio del Centro de Interpretación, así como las obras complementarias del Circuito Vivencial del Mundo Guaraní, ubicado en el km 37, a unos 10 km de la ruta 7 Gaspar Rodríguez de Francia, en Yguazú.

Se trata de una obra diseñada para mostrar la cultura guaraní y su fusión en la zona de influencia del lago Yguazú. Las tareas se iniciaron en setiembre del 2016, a cargo de la empresa Tecnoedil, con una inversión de G. 15.195 millones, financiados con préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo y ejecutados por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur).

El edificio, de 1.400 metros cuadrados, está ubicado a metros del lago Yguazú, desde donde se tiene una privilegiada y magnifica vista. Para llegar al lugar hay que cruzar un sendero, de 800 metros, ubicado en medio de la selva, generando una sensación única para quienes la atraviesan.

En una segunda etapa, el edificio en sí albergará una completa museografía relacionada a los guaraníes y la biodiversidad del Bosque Atlántico. Esta parte del emprendimiento está a cargo de la firma española Avanzi, con una inversión de un millón de dólares, financiados también con el crédito del BID. Su puesta en funcionamiento se prevé para este fin de año.

Despegue. El ingeniero Mauro Kawano, intendente municipal de Yguazú, señaló que la inversión llega en un momento de despegue del desarrollo turístico en el distrito. “Esto permite la diversificación del desarrollo de la región, dando oportunidad a muchas familias a generar nuevos puestos de trabajo y nuevas formas de ingreso económico”, señaló.

Comentó que Yguazú es una comunidad netamente agropecuaria, pero que en el silencio y por muchos años sus pobladores disfrutaron de muchas de sus cualidades, como la exquisitez de su gastronomía japonesa, el queso suizo, el museo de los inmigrantes, el templo budista y eventos como la Expo Yguazú que ya se volvieron tradicionales.

Empero, aseguró que el condimento principal en este momento se hace conocer al mundo a través de esta obra de Circuito Vivencial Mundo Guaraní y el lago Yguazú. Son 70.000 hectáreas de espejo de agua cristalina, combinadas con 1.500 hectáreas de reserva de Bosque Atlántico del Alto Paraná, pertenecientes a la reserva de la ANDE (Administración Nacional de Electricidad) y la rica historia de los guaraníes, que transporta al visitante a su universo, “que, junto a la fauna, la flora, la pesca, los deportes acuáticos, son algunas de las cosas que podemos disfrutar en el lugar”.

El jefe comunal señaló que toda la comunidad es consciente de que el lago Yguazú tiene un potencial turístico que aún no pueden dimensionar. “Esto apenas empieza, hay mucho por hacer, mucho por explorar y mucho que aprender”.

FORTALECIMIENTO. La ministra de Turismo, Marcela Bacigalupo, durante el acto de inauguración destacó el fortalecimiento de la comunidad de Yguazú en torno al proyecto. “Los jóvenes están valorando la cultura y hoy son guías. Hemos colocado toda la fuerza de la Senatur en generar mayor oferta de alojamiento con el programa Posadas Turísticas, en colocar la fuerza del programa Turismo Joven, haciendo que se conviertan en generadores de contenido y agentes de cambio de una comunidad”, indicó.

El apoyo de la comunidad dijo que garantiza la sostenibilidad y la continuidad del desarrollo turístico de Yguazú.

“El Gobierno le regala hoy a la comunidad la obra de infraestructura más importante ubicada en una Triple Frontera, donde el Paraguay parece que tiene la motivación de las compras desde Ciudad del Este y hoy vamos diversificando las motivaciones con más contenido natural y cultural, respetando la multiculturalidad”.

Dejá tu comentario