Política

Despliegue estatal por cigarrillero

 

Autoridades del Aeropuerto Silvio Pettirossi negaron ayer la entrada al país al brasileño Luis Henrique Boscatto, alias Boscatinho, debido a que es requerido por la Justicia de su país, por formación de cuadrilla o banda y corrupción activa, entre otros delitos, por lo cual luego fue detenido.

La información de la presencia del encausado en la sede aeroportuaria de Paraguay movilizó a diversas instituciones del Estado, como Migraciones, la Policía, entre otras.

Se hizo presente el agregado de la Policía Federal de Brasil, Cassius Valentín Baldelli, así como el director general de Migraciones, Alexis Penayo, a fin de verificar la situación del requerido.

Según la alerta roja de Interpol, Boscatto es parte de una banda responsable del contrabando de grandes cantidades de cigarrillos en Brasil, utilizando botes a lo largo del Río Paraná (Paraguay) para cruzar la mercadería de contrabando a Brasil.

La banda también reclutó agentes públicos (oficiales de policía) para facilitar la entrada de bienes de contrabando, refiere el informe de Interpol.

En cuanto al pedido de detención por parte del Brasil, está firmado por el juez federal de Guairá, estado de Paraná, Gustavo Chies Signachi.

En principio se habló de la detención de una persona vinculada al lavado de dinero, específicamente con el sonado caso Lava Jato. Sin embargo ninguna autoridad lo confirmó.

Boscatto había sido imputado por lavado de dinero en el 2017, en Salto de Guairá, pero luego el fiscal Alcides Corvalán le levantó la detención. Anoche, el juez Penal de Garantías Rolando Duarte decretó su detención preventiva con fines de extradición y su remisión al Departamento Judicial de la Policía.

Boscatto llegó a las 14.00 en un vuelo de la aerolínea Gol, de São Paulo, Brasil, tuvo la asistencia de un abogado y se negó a retornar en forma voluntaria a su país.

El ahora detenido cuenta con cédula paraguaya N° 6155807.

Dejá tu comentario