Metropolitana-Interior

Desmantelan equipo inservible que costó 600.000 dólares

Fue adquirido en el 2006 y solo funcionó hasta febrero del 2008. Se necesita mucho dinero para arreglarlo. Ahora espera por una resolución judicial sobre el caso que investiga corrupción en Tesãi.

Por Claudia Cardozo<br/><br/>CIUDAD DEL ESTE<br/><br/>El costoso equipo de Resonancia Magnética de la Fundación Tesãi de Ciudad del Este, en el Alto Paraná por el que se pagaron 600.000 dólares, cuando Víctor Bernal Garay era director general paraguayo de la Entidad Binacional Itaipú, fue desmantelado esta semana para dar lugar a un nuevo quirófano. <br/><br/>El aparato, que había sido adquirido y presentado ante la comunidad como el más moderno, fue sacado e instalado en el patio interno de la institución. En una estructura aislada, según confirmó médico Ignacio Iramain Lescarboura, director ejecutivo de la fundación Tesãi. <br/><br/>Tras la asunción de Carlos Mateo Balmelli a la dirección general de la Binacional, se realizó una auditoría cuyo resultado fue presentado ante la Fiscalía de Delitos Económicos, en Asunción. Hay una causa abierta y mientras no concluya la investigación, el artefacto inservible, que pesa 26 toneladas, seguirá en la institución. <br/><br/>"El equipo de Resonancia Magnética ocupaba un lugar estratégico y lo cambiamos al patio interno porque necesitamos este espacio para un quirófano. Mientras tanto, por tiempo indeterminado, seguirá en nuestro hospital hasta que la Justicia decida dónde llevárselo", indicó el profesional. <br/><br/>Sostuvo que es un drama movilizar la máquina, por el peso que tiene y lamentó que sea inservible. "Este equipo hace un año que no se toca y ya no tiene solución. Realmente es lamentable que se haya gastado tanto por nada. Aquí necesitaríamos comprar un nuevo aparato, pero por el momento no existe ningún proyecto para ese pedido", señaló.<br/><br/>COSTOSO. Las informaciones indican que el equipo de Resonancia fue comprado en el 2006 y funcionó hasta enero del 2008, pero de manera intermitente, durante días y semanas. Luego, mantenerlo aislado requería de una inversión de 20.000 dólares cada 45 días. <br/><br/>Repararlo en aquel entonces, tendría un costo de entre 80 a 100.000 dólares y su funcionamiento no estaba garantizado, por eso nunca se reparó.<br/><br/>Entre las opciones que se manejaban estaba enterrarlo, o venderlo por piezas, considerando que ya no sirve, pero eso se sabría al término del proceso judicial abierto.<br/><br/>El equipo de resonancia magnética se encuentra en desuso por problemas técnicos derivados de la rotura y descomposición de varios accesorios electrónicos, fundamentales para su funcionamiento. Es de la marca General Electric, modelo Signa Advantage, de 1,5 Tesla.<br/><br/>De acuerdo con los informes, el equipo comenzó a trabajar en buenas condiciones, con una imagen de muy buena calidad, pero la misma fue deteriorándose paulatinamente a partir de los tres meses.<br/><br/>Tras los primeros desperfectos, se hicieron varios pedidos de mantenimiento, calibración y control de calidad de la imagen, pero el mantenimiento no fue realizado, ni siquiera durante el periodo de garantía de la máquina.<br/><br/>PROCESO JUDICIAL. La abogada Victoria Acuña, fiscala de Delitos Económicos, inició el año pasado la investigación contra Víctor Bernal Garay, que cuando se desempeñaba como director de la entidad binacional, ordenó la compra del inservible equipo de Resonancia Magnética. Era en el marco de la causa que investiga supuestos malos manejos administrativos en la Fundación Tesãi.<br/><br/>Acuña dijo que todavía no tenía definido a quiénes iba a imputar en la causa .<br/><br/>La cifra<br/><br/>80<br/><br/>a 100.000 dólares se necesitaban para reparar el equipo de Resonancia Magnética que hoy fue retirado de su lugar para aprovechar mejor el espacio que venía ocupando.<br/><br/> <br/><br/>26<br/><br/>toneladas pesa el artefacto inservible que seguirá en la institución aunque abandonado en el patio trasero. No puede ser vendido debido a un proceso judicial sobre la causa.<br/><br/>

Dejá tu comentario