Nacionales

Desirée Masi cuenta cómo cuesta hacer política en un ambiente machista

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la senadora Desirée Masi recordó que no es fácil hacer política en Paraguay, debido a las críticas que reciben las mujeres que llegan a acceder a espacios de poder. Esto, teniendo en cuenta, además, que en el Congreso Nacional hay solo un 17% de representación femenina.

Utilizando su experiencia para recordar la difícil situación de las mujeres que operan en la política, la senadora Desirée Masi reveló que en Paraguay todavía es muy difícil desempeñarse en el sector sin recibir críticas por el simple hecho de ser mujer.

“Tiene un costo inmenso y, sobre todo en el Parlamento, porque más allá de las críticas políticas, me critican desde tono de voz hasta el aspecto físico”, expresó en comunicación con Monumental 1080 AM.

La senadora del Partido Democrático Progresista (PDP) comentó que la situación se torna desgastante; pero que su forma de destacarse en un sector mayoritariamente masculino es discutiendo los temas, confrontando ideas y hablando en la plenaria.

“Si hablan con mis enemigos en el Parlamento dirán que soy de todo: pesada, que manda a la mierda a todos, pero en las comisiones discuto con argumentos, y creo que eso hace que uno se destaque en un Parlamento en donde destacarse tampoco es un gran logro”, refirió.

Un tema histórico y pendiente dentro del Congreso Nacional es que hasta hoy no se ha designado a una mujer como presidenta de la Cámara de Diputados o de Senadores. De acuerdo con los últimos datos oficiales, en la Cámara Alta apenas se llega al 18% de representación femenina.

Nota relacionada: Solo ocho mujeres estarán en el Senado

En el Senado, nueve mujeres fueron electas para integrar el órgano legislativo que dispone de 45 lugares.

Al respecto, Masi mencionó que es un tema que siempre está en agenda con sus colegas de las grandes bancadas como el Partido Colorado y Liberal. “Hablando con compañeras, sabemos que ni dentro de sus propias bancadas las eligen como candidatas a la presidencia del Senado”, reclamó.

Asimismo, recordó que hace tres años fue designada como la primera mujer en presidir la Comisión de Hacienda del Senado, una comisión muy importante del órgano, ya que por esa vía se analizan temas presupuestarios del Estado.

Pero antes tuvo que desempeñarse por más de 10 años en otros cargos de esa misma comisión. Igualmente, su designación fue muy discutida por sus colegas, quienes finalmente le dieron los votos.

“Tuve que demostrar mucho más que un hombre, aparte del desgaste y las responsabilidades familiares y en el Partido. No es nada fácil hacer política en Paraguay”, resaltó.

Pese a las dificultades, la parlamentaria instó a las mujeres a seguir haciendo una lucha por etapas y, sobre todo, reconocer que, para llegar a la equidad, se debe trabajar en conjunto con hombres y mujeres; de lo contrario, no se avanzará.

Ley de Paridad

Hace tres años, justamente el 8 de marzo del 2016, un grupo de senadoras y senadores presentó un proyecto de Ley de Paridad Democrática que abogaba por la inclusión de cuotas 50-50 entre hombres y mujeres en la representación política; sin embargo, la iniciativa no prosperó.

En un principio, el documento fue aprobado -luego de dos años- por la Cámara de Senadores; pero cuando su estudio se derivó a la Cámara de Diputados, el proyecto fue totalmente cercenado.

Se eliminó totalmente la distribución igualitaria y solo se estableció la realización de campañas de concienciación dirigidas a la ciudadanía en general, a fin de eliminar las actitudes discriminativas y estereotipos acerca de las funciones de los hombres y las mujeres.

Finalmente fue sancionada una ley que no mantuvo su espíritu de paridad. El documento fue vetado por el Poder Ejecutivo en noviembre del año pasado y el Congreso decidió aceptar la medida, por lo que la normativa fue sepultada en el archivo.

Lea más: Pasa al archivo el cercenado proyecto de ley de paridad

El proyecto original de Ley De Paridad Democrática fue presentado por los senadores Desirée Masi, Lilian Samaniego, Esperanza Martínez, Zulma Gómez, Blanca Ovelar, Hugo Richer, Mirta Gusinky, Carlos Filizzola y los entonces también legisladores Blanca Fonseca, Blanca Lila Mignarro, Emilia Alfaro de Franco, Arnaldo Giuzzio y Miguel Abdón Saguier.

Al respecto, la senadora del PDP adelantó que volverán a trabajar en un proyecto de paridad democrática en este nuevo periodo, a fin de lograr la igualdad de oportunidades para las mujeres paraguayas.

Marcha #8M

Bajo el lema "Paramos porque nuestro trabajo vale", este viernes se realiza un paro en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que se celebra cada 8 de marzo.

Es el tercer año consecutivo que Paraguay se adhiere a la movilización internacional tambien conocida como #8M2019.

La convocatoria es a las 17.00 en la Plaza Italia (denominada Plaza de las Mujeres), desde donde marcharan, a partir de las 18.00, hasta la Plaza de la Democracia.

Dejá tu comentario