Política

Desde 2018 hablan de muerte del policía, pero no hay confirmación

 

Las versiones de la muerte del suboficial de Policía Edelio Morínigo comenzaron a surgir en abril de 2018.

Fue una mañana de domingo, a los 12 días de haber comenzado ese mes, cuando un grupo de gente armada encabezada por el entonces comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), coronel Héctor Grau, llegó hasta la casa de la familia Morínigo Florenciano, en Arroyito.

Los uniformados llevaban un panfleto que decía: “Restos de Edelio Morínigo. Favor entregar a la familia”.

Las autoridades llevaron el papel, que temblaba en las manos de los seres queridos de Edelio, cuatro días después de su hallazgo y luego de ser sometido a un peritaje.

Supuestamente, el escrito fue dejado por integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

un mártir. La madre del suboficial estalló en llanto cuando recibió la hoja, supuestamente escrita por los captores de su hijo.

“Edelio, mi hijo es un mártir”, gritaba reclamando a los miembros de las fuerzas de seguridad por qué solamente le llevaban un papel, sin tener pistas de dónde se podrían encontrar los restos del uniformado. El panfleto fue encontrado tras el contacto de fuego que mantuvieron la FTC y supuestos miembros del EPP en Arroyito, el domingo 8 de abril.

Este escrito, según afirmaron las autoridades, estaba con un comunicado de los integrantes del grupo armado. Estaba acompañado por las instrucciones de pago de rescate por el plagio del menonita Abraham Fehr, cuyo cuerpo fue recuperado cuatro meses antes. Pese a esto, ni la FTC ni el Ministerio Público confirmaron oficialmente que Edelio haya muerto.

Dejá tu comentario